Jesús Y Sus Extraños Movimientos Alrededor Del Mar De Galilea (juan 6:16-23)

16 Cuando llegó la noche, sus discípulos descendieron al mar, 17 entraron en una barca, y empezaron a cruzar el mar hacia Capernaum.


Parte del problema es que solo podemos conocer con limitada certeza donde se hizo el milagro de la alimentación de los 5000. La ubicación más probable está indicada en el mapa (en color) mostrando el viaje de Jesús de Jerusalén al Mar de Galilea. Por lo tanto, probablemente, hizo los milagros de la alimentación de la inmensa multitud no lejos de la orilla sur del lago (indicado por la flecha).

No es fácil rastrear los movimientos de Jesús, los discípulos y las multitudes en esta intensa historia llena de fe, acciones, milagros, inexplicables conductas y enseñanzas. Pero si caminamos despacio y con cuidado a través del texto, deberíamos poder rastrear con nitidez casi todos los movimientos descritos aquí. Empezamos (v.16) con el lugar donde la alimentación de los 5000 tomó lugar (probablemente el punto sur del Mar de Galilea), cuando Jesús mismo se ocultó en la ladera de la montaña, los discípulos abordaron la barca y empezaron a hacer su corto viaje al otro lado del lago- la ciudad de Kfar Nahum- literalmente la villa de Nahúm (que conocemos en la forma latinizada como Capernaum, en el Evangelio de Juan, escrito en Griego).

Suena extraño que los discípulos dejaran el lugar sin esperar a Jesús el tiempo suficiente para que las multitudes le dejaran retornar. Es probable que Él diera instrucciones a sus discípulos para reunirse con él en Capernaum, su sede del norte, donde la familia de Pedro tenía una casa grande. La popularidad de Jesús allí era enorme. Podemos ver incluso cuando él hablaba a los adoradores y seguidores en la sinagoga del pueblo sobre “beber su sangre y comer de su carne”, él no pareció haber sido molestado en alguna forma violenta. La historia simplemente termina con las palabras “Jesús dijo estas cosas en la sinagoga, como enseñaba en Capernaum” (Juan 6: 59).

17 Ahora estaba oscuro, y Jesús todavía no había venido a ellos.

Por medio de esta declaración un tanto extraña, es posible que el acuerdo de Jesús con sus discípulos era que llegaría en una barca separada y los alcanzaría a mitad de camino a través del lago. Nos enteramos, a partir de los sucesos, que a sus discípulos les esperaba una sorpresa muy grande.

18  El mar se embraveció por un fuerte viento que soplaba.

El lago de Kinneret (Mar de Galilea) está ubicado entre las montañas donde durante ciertas estaciones, tempestades bastante violentas, pueden ocurrir fácilmente destruyendo a una pequeña barca. Esto ocurre hasta ahora. Como un hecho, personalmente conozco a alguien que una vez pescó allí (él no es pescador profesional, pero es bastante experimentado a pesar de todo), cuando una tempestad como la que se describe en el vs. 18, ocurrió. Los servicios israelíes de socorro fueron llamados y el hombre fue llevado en helicóptero a la seguridad. (Él revisa cuidadosamente el tiempo ahora, antes de terminar allí de nuevo).

19 Cuando habían remado como tres o cuatro millas, vieron a Jesús caminando sobre el mar y acercándose a la barca, y estaban espantados.

Solo para darles alguna perspectiva, la forma de pera del lago es como de 23 kilómetros (14 millas) de largo de norte a sur, con un ancho máximo de 13 kilómetros (8 millas) en el norte, cubriendo 166 kilómetros cuadrados (64 millas cuadradas), esto no es del todo grande, pero es considerable a pesar de todo.

Hemos dicho que el barco con los discípulos había recorrido cerca de 3-4 millas, lo cual corresponde aproximadamente un cuarto de toda la distancia. Era de noche y las luces de las ciudades costeras estaban aún brillando bastante lejos. Como fue mencionado, la razón para que ellos salieran sin Jesús no está clara, pero tener una figura moviéndose sobre el agua era intimidante.

20 Pero él les dijo: “Yo soy, no tengan temor” 21 Luego se alegraron de tenerle en la barca, e inmediatamente la barca estaba en tierra de donde estaban yendo.

Jesús no les hizo esperar y respondió rápidamente con la confianza consoladora. Ellos estaban pasmados y emocionados de ver a su Rabí ejercitando su Señorío sobre la fuerza brutal de la naturaleza (el agua) caminado sobre ella con facilidad. Pero no había tiempo para pensar en todo, y una cosa muy curiosa ocurrió. Aunque la distancia era aún considerable como 20 kilómetros (o 10 millas) a la izquierda de Kfar Nahum (Capernaum) la barca sin ningún problema tocó la playa pedregosa. Esto puede sonar como un incidente sin ninguna conexión, pero estaríamos en una falla teológica no saber que la distancia y el tiempo están bajo el señorío de Dios mismo y solo de Él. Solo Él vive fuera del tiempo y fuera de la distancia, tal como es, ser eterno y omnipresente. Por tanto, esta ocurrencia curiosa es en realidad muy importante porque muestra que cuando el Dios-Hombre (El Logos de Dios) Jesús está en la barca con los discípulos, la barca es capaz de desaparecer una vez de un lugar sobre el mapa y resultar en otro. En el artículo anterior discutimos otra curiosidad tal como aquella que hace preguntar a un cuidadoso lector. Jesús estaba en Jerusalén en Juan 5, pero al tiempo que termina su conversación con hoi Ioudaioi por el inicio del capítulo 6 encontramos que ya estaba sobre las orillas del Mar de Galilea, listo para embarcar em su bote y cruzar. Juan está lleno de la actividad milagrosa de Jesús, pero él se concentra en las actividades milagrosas que simplemente no le caracterizan como un hombre de Dios, sino como Dios mismo, aunque incluso sea también un ser humano real en toda forma, menos en el pecado.

22 Al siguiente día, la multitud que permaneció al otro lado del mar vio que había estado solo una barca allí, y que Jesús no había entrado al bote con sus discípulos, sino que solo sus discípulos habían ido aparte.

La multitud preguntó acerca de lo que había pasado. Los discípulos no podrían haber dejado a Jesús atrás en la orilla. La multitud vio cuidadosamente el lugar donde él podría haber embarcado en otro bote. Jesús no fue encontrado en ningún lugar después de su salida a las montañas como desapareció después del cercano intento de coronación de la multitud equivocada para hacerle rey. Los discípulos se fueron sin esperar a Jesús. La matemática simplemente no funcionó ¿Dónde estaba? Él estaba hecho de carne y hueso, él tenía que estar en algún lugar. Las multitudes razonaban, quizás, se fue a Capernaum. ¿Cómo? No lo sabían.

23 Otras barcas de Tiberias llegaron cerca al lugar donde habían comido el pan después que el Señor dio gracias. 24 Entonces cuando la multitud vio que Jesús no estaba allí, sino sus discípulos, ellos mismos entraron a las barcas y se fueron a Capernaum, buscando a Jesús.

Mejor seamos capaces de ver la cronología de la historia. Cuando los botes del aledaño Tiberias llegaron al extremo sur del mar (el último lugar donde Jesús fue visto-el mismo lugar donde Jesús alimentó a los 5000), las multitudes pensaron, “Jesús debe haber subido a bordo en Tiberias, donde sus discípulos deben haber ido también”. Era de noche, recuerden, las multitudes no podían ver que los discípulos no fueron del noroeste hacia Tiberias, sino simplemente al norte hacia Capernaum. Por tanto, en el vs. 24 leemos que cuando las multitudes descubrieron que ni Jesús, ni los discípulos estaban en las barcas que llegaron de Tiberias, algunos de ellos entraron a aquellas barcas y salieron al norte para Kfar Nahum (Capernaum) un conocido lugar de estadía de Jesús. Ellos querían ver a Jesús y nada los iba a detener.

© By Eli Lizorkin-Eyzenberg, Ph.D.
 

 

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

Lech Lecha – Dios Llama A...

By Julia Blum

NoÉ – Una FantÁstica PorciÓn...

By Julia Blum

Join the conversation (6 comments)

Deja un comentario

  1. Bismarck

    Me llama mucho la atención las referencias climatológicas actuales del lugar; el planteamiento del tiempo y el espacio como “relativos” y la sed de la gente buscando a Jesús, al punto de tomar acciones para encontrarle a kilómetros de distancia.

    Los discípulos estaban pescando, ya que después de todo era lo que mejor sabían hacer la mayoría de ellos, para encontrar comida y quizás algo de dinero, pero Jesús les enseñó que no debían preocuparse de esas cosas, ya que Él les proveería en toda necesidad.

  2. Rafael Acevedo

    Me gusta este tipo de comentarios, sencillos y devocional, porque nos hace reflexionar mucho en el interés que tien Jesús por disicplinar a 12 hombres, la importancia que tienen ellos para el maestro. Siempre dandoles lecciones. Eso es un reto para nosotros que enseñamos, que disicpulamos, debemos mostrar interés en aquellos que van a ser disicpulos de Jesús. Gracias Dr Eli.

  3. Naví Argentina Rodríguez Rivera

    Interesante el texto, la argumentación es sencilla y se asimila sin esfuerzo. Gracias, seguiré en la lectura de otras publicaciones.

    Naví

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Gracias por tus comentarios y tu participación en este proyecto Navi!
      Bendiciones!
      Eric.

  4. Daniel Quiles

    Sumamente interesante, se lo agradezco. Nunca hasta ahora me había detenido a leer el texto como es debido. Podríamos llamarlo el milagro inadvertido. Hace varios años que estoy subscrito, pero por problemas de tiempo aún no he podido leer todos los artículos. Intentaré copiarlos o imprimirlos. Si existe una forma más fácil agradecería que me lo dijese. Su labor de reconciliación es admirable y dará mucho fruto, pues está escrita no solo en el Nuevo Pacto, sino sobretodo en los Profetas.

    Extremely interesting, I appreciate it. Never before I had stopped reading the text as it should. We could call it the miracle unnoticed. Several years ago I’m subscribed, but because of time I have not been able to read all the articles. I’ll try to copy or print. If there is an easier way to say I appreciate it. His work of reconciliation is admirable and i hope will bear much fruit, for it is written not only in the New Covenant, but especially in the Prophets.

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Gracias por tu participación Daniel! Espero que puedas tener más tiempo para tomar parte en el resto de las publicaciones,
      Un abrazo,
      Eric.