La “profecía Oculta” (2): Pérdida En La Traducción

A estas horas ya saben que la misteriosa “profecía oculta” de la que estoy hablando ha de ser buscada en el capítulo 53 de Isaías. Desde luego, todos ustedes conocen estos versículos; aún así, permítanme recordarles que en este capítulo, Isaías describe al Siervo de Dios que será exaltado y honrado incluso por reyes pero que está sujeto a una inmensa humillación y sufrimiento como si fuera una paria social”.[1] Leemos que es por voluntad de Dios que él cargue con su sufrimiento a causa de los pecados de su pueblo —“de hecho, él representa como una ofrenda de culpa; él sufre sin quejas y eventualmente es sacrificado y enterrado. De alguna manera él verá el resultado de su sufrimiento y será reivindicado por Dios”—.[2]

No tengo ninguna duda de que todos mis lectores conocen este capítulo muy bien —aún así, estoy bastante segura de que hoy puedo enseñarles algo nuevo—. En el texto hebreo de Isaías 53:3 leemos:

נבזה  וחדל אישים

איש מכאבות

וידוע חלי

וכמסתר פנים ממנו

נבזה ולא חשבנהו

 

La traducción literal de este versículo sería así: Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como quien esconde su rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos”. Sin embargo, en lugar de “y como quien esconde su rostro” (una acción que se refiere al mismo Siervo Sufriente), en la traducción leemos y como que escondimos de él el rostro”. Así pues, el Siervo Sufriente se transforma del objeto al sujeto de esta acción: ya no es su acción, sino algo que el pueblo cercano a él hizo. El resultado, por supuesto, es muy diferente, y el significado original del Siervo Sufriente Mesiánico “y como quien esconde su rostro” se pierde por completo en la traducción. ¿Cómo sucedió?

La LXX combina el MT’s וכמסתר y como quien esconde…” con οτι απεστραπται: por [su rostro] fue menospreciado”. La forma activa: [él] como quien se esconde se reemplaza aquí por la forma pasiva: [su rostro] fue menospreciadoel “y” es reemplazado por el “por”. La traducción transforma el significado de Isaías 53:3b: “Mediante la inserción de οτι, el lector de la LXX es llevado a la conclusión de que el estado marginal del siervo resulta ser la causa de ser despreciado y desechado”.[3] La condición humillante del siervo es representada por el perfecto pasivo απεστραπται ([su rostro] “fue menospreciado”). El verbo griego αποστρεφω es importante en la LXX y es ampliamente utilizado aquí. Describe a alguien o algo girándose físicamente o alejándose. Al mismo tiempo, con frecuencia se refiere al Señor, cuya ira no se aleja de Su pueblo o de quien Él mismo se ha alejado de Su pueblo a causa de sus pecados. Por ejemplo, leemos en el libro de Job: Dios no volverá atrás (απεστραπται) su ira.[4] Sin embargo, aunque el verbo απεστραπται aquí está en forma pasiva, es importante señalar que todavía está en forma singular de la 3ª persona, lo que significa que en la LXX, todavía es el rostro del Siervo el que está siendo menospreciado, y en este sentido, todavía es su decisión y su acción: porque su rostro fue menospreciado y no lo estimamos (traducción literal).

¿Cómo entonces, en traducciones más recientes del Tanach a diferentes idiomas, el significado general de este versículo vino a ser: y como que escondimos de él el rostro? Hemos explicado cómo sucedió el cambio de “esconder” por “menospreciar”; ahora necesitamos entender cómo sucedió la conexión entre la 3ª persona del singular a la 1ª persona del plural.

La explicación de este cambio se podría encontrar en la gramática hebrea, en particular en la palabra hebrea .ממנו El significado  de esta palabra en hebreo puede ser doble —lo mismo de él como de ellos. En las Escrituras hebreas encontramos ambos casos: por ejemplo en Génesis 3:3 y 3:5 ממנו לא תאכל significa de él” (from it, en inglés: del árbol); pero en el mismo capítulo, en Génesis 3:22 –כאחד ממנו- la misma palabra claramente quiere decir “de nosotros”: como uno de nosotros. Aquí está la raíz del problema: cuando se lee esta palabra en algunas traducciones de Isaías 53:3. Cuando como de él y no de nosotros, da un significado muy diferente a toda la frase. Así pues, viene a ser: y como que escondimos de él el rostro  —y esto es lo que encontramos en la mayoría de las traducciones de Isaías 53— en lugar del original: y como quien esconde su rostro de nosotros…

Así pues, este significado original del versículo: y como quien esconde su rostro de nosotros… se encuentra totalmente perdido en la traducción, y la misma profecía viene a ser la “profecía oculta”. Tal como ustedes pueden haberse dado cuenta, el propio título de mi último libro viene de este versículo. Ahora sabemos que de acuerdo a Isaías 53:3, y como quien esconde su rostro ha venido a ser un paso importante en el programa Mesiánico —un aspecto prominente en la imagen del Siervo Mesiánico—. El “Mesías Oculto”, motivo que encontramos en la literatura judía del Segundo Templo, con toda probabilidad, ha sido desarrollado bajo la fuerte influencia de este versículo: ya que el programa mesiánico de Isaías incluyó como quien esconde su rostro”. Si alguien se consideró a sí mismo ser el Mesías, debía guardar silencio sobre su mesianismo hasta que llegase el tiempo apropiado. Si Jesús era el Mesías, Él debía cumplir cada paso de su programa mesiánico, y por lo tanto, como quien esconde su rostro en Isaías 53:3b —era posiblemente para Él, una de las principales razones de ocultar su mesianismo —: Se suponía que debía esconder rostro; Su dignidad mesiánica debía ser secreta durante su vida y su ministerio.

Los textos judíos del Segundo Templo son testimonios muy importantes de las ideas actuales en el mundo judío pre-cristiano, y en ellos mismos está la prueba de que el concepto del Mesías Oculto era ya una parte integral de ese mundo en el cambio de era. Indudablemente, también debemos esperar que este concepto esté presente en el Nuevo Testamento, y si leemos el Nuevo Testamento a la luz de la “profecía oculta”, claramente veremos que el mesianismo de Jesús era entendido, no solo por Él mismo, sino también por aquellos que describieron Su vida y ministerio,  en términos de un Mesías “oculto y revelado” —un Mesías cuyo mesianismo permanece oculto hasta el tiempo señalado, para ser revelado más tarde—. La próxima vez, seremos testigos de esta drástica transición del Mesías Oculto al Mesías revelado en el Nuevo Testamento.

 

Si te gustó este artículo, quizás disfrutes de mi libro As Though Hiding His Face, donde se comenta en profundidad el tema del Mesías Oculto. Para obtener este libro y mis otros libros, da clic aquíall Books by Julia

 

[1] G. K. Beale and D. A. Carson. Commentary on the New Testament Use of the Old Testament (p. 574). Baker Publishing Group. Kindle Edition

[2] Ibid.

[3]  Eugene Robert Ekblad Jr, Isaiah’s Servant Poems According to the Septuagint (Peeters  1999) , p.209

[4] Job 9:13

About the author

Julia BlumJulia is a teacher and an author of several books on biblical topics. She teaches two biblical courses at the Israel Institute of Biblical Studies, “Discovering the Hebrew Bible” and “Jewish Background of the New Testament”, and writes Hebrew insights for these courses.

You might also be interested in:

PorciÓn De La TorÁ En La...

By Julia Blum

La Torá En Tiempo Actual:...

By Julia Blum

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario