PorciÓn De La TorÁ Sobre La Navidad: Vayechi

Ya sé que algunos de mis lectores se reirán escépticamente por este título: la declaración de que “Navidad es una fiesta pagana” es tan popular hoy en día que muchas personas prefieren no tener nada que ver con Navidad —y definitivamente no esperarían un artículo sobre Navidad en el blog de estudios bíblicos sobre Israel—. Sí, no hay nada que comentar sobre ello, Navidad es una fiesta establecida por los hombres —pero así es el círculo de las lecturas de la Torá, ¿no es así?— Aunque creo que las porcones semanales de la Torá están divinamente ordenadas, y que Dios habla a Su pueblo y a cada uno de nosotros personalmente a través de estas porciones de las Escrituras —Parashot Shavua—. De la misma manera, a través de esta fiesta humanitaria de Navidad, aquellos que tienen oídos pueden escuchar el mensaje de Dios —y escucharemos en breve una sorprendente combinación de la porción de la Torá y de Navidad que tenemos este año—. Sin embargo, antes de que lo hagamos, quiero compartir algunos otros detalles interesantes de esta porción de la Torá —la última en el libro de Génesis—.

DIOS LO ENCAMINÓ A BIEN

Desde luego, hay muchas cosas que podemos decir sobre Vayechi (como en cada porción de la Torá). Aunque me gustaría señalar algo que fue especialmente motivante para mí —y espero que también lo sea para ustedes—. Hacia el final del libro —como un sello en la historia de José, en el libro de Génesis y también como este año llegando al final de nuestras vidas— José le dice a sus hermanos: “Dios lo encaminó a bien¿No son estas palabras maravillosas? Igual en la Biblia que en nuestras vidas, Dios siempre dirige Su plan a través de las personas: no solo mediante las fuerzas y la fe de las personas, sino también mediante sus debilidades y errores. Es una sensación maravillosa: cuando uno puede mirar el año que está por finalizar, ve todos los errores y equivocaciones que cada uno ha hecho o experimentado este año, y confía en que el Señor pueda extraer Su bien, incluso de nuestros errores: “Dios lo encaminó a bien”.

COMO EFRAÍN Y MANASÉS

Hay un detalle muy interesante en esta porción que explica una de las costumbres judías. Durante cada celebración de Sabbat en la noche de los viernes, los padres judíos bendicen a sus hijos con la bendición sacerdotal. La línea introductoria de esta bendición es diferente para los niños que para las niñas.

Para las niñas, la línea introductoria es:

Que Dios te haga como Sara, Rebeca, Raquel y Lea.

Para los niños, la línea introductoria es:

Que Dios te haga como Efraín y Manasés.

¿Por que los padres bendicen a sus hijos con los nombres de los hijos de José? ¿Por qué los hijos de José son escogidos para esta bendición en lugar de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob?

Sabemos que José tuvo dos hijos en Egipto. Antes que nada, intentemos comprender el significado original de sus nombres en hebreo. “Y llamó José el nombre del primogénito, Manasés”. El nombre Manasés (Manasseh) proviene de la raíz hebrea נָשָׁה —“causar olvido”—. José llamó a su hijo Manasés porque quería olvidar  todo el sufrimiento y aflicción que pasó. “Y llamó el nombre del segundo, Efraín”. El nombre Efraín (Ephraim) proviene de la raíz פָּרָה —“ser fructífero”—. Evidentemente, José fue capaz de olvidar todo el sufrimiento y seguir —ser fructífero y productivo en tierra extraña—.

Antes de morir, Jacob escoge a sus dos nietos para bendecirlos a través de las edades: “Y los bendijo aquel día, diciendo: En ti bendecirá Israel, diciendo: Hágate Dios como a Efraín y como a Manasés”. ¿Por qué? Efraín y Manasés son los primeros hermanos en la Torá cuya relación no está marcada por los celos y la rivalidad —un testimonio poderoso de paz en el corazón y en el hogar de José—. Los rabinos judíos ven un poderoso mensaje en esta bendición. Este es el mensaje de Dios para nuestros hijos, y desde luego para todos nosotros: Dios quiere que tengamos paz en nuestros hogares, y que siempre estemos en sintonía con el Dios de Israel, sin importar cuán fuertes y tentadores pueden ser nuestros entornos “egipcios”.

PORCIÓN DE LA TORÁ SOBRE LA NAVIDAD

Y ahora, finalmente, voy a mostrarles por qué a esta Parashá le di el nombre de “Porción de la Torá sobre la Navidad”. En Génesis 49, cuando Jacob está cerca de la muerte, pronuncia las bendiciones (o mejor dicho, palabras proféticas —porque no todas sus palabras fueron una bendición—) sobre cada uno de sus hijos. Cuando bendijo a Judá él proclamó: “te alabarán tus hermanos”. Hemos hablado mucho sobre Judá en estos pasajes —sobre el hecho de que—, al final del libro, la historia de “José y sus hermanos” se convierte en la historia de “Judá y sus hermanos”. También hablamos sobre la sorprendente autoridad que vemos en Judá a través de la historia (comenzando por el capítulo 37, cuando incluso en medio del terrible crimen de los hermanos, la voz de Judá se vuelve decisiva) —y por lo tanto no estamos sorprendidos al escuchar a Jacob describiendo la autoridad de Judá como dada directamente por Dios—. Pero entonces declara que Judá sería como un león, poderoso y fuerte para destruir a sus enemigos y también como un cachorro —¿a quién imaginaríamos como débil e indefenso?¿Cómo podemos reconciliar estas dos imágenes?—

Me gustaría recordarles una sorprendente escena del capítulo 5 del libro de Apocalipsis, cuando Juan, llorando sobre el rollo sellado se dice: “ Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos”.  Escuchando esto, él se vuelve, esperando ver al León victorioso, y de súbito en lugar del León, “estaba en pie un Cordero como inmolado”. ¿Pueden imaginarlo? Ustedes esperan ver un León: fuerte, poderoso y victorioso, pero en su lugar, ven un Cordero: humilde, indefenso, inocente, y “estaba en pie como inmolado”. Esta es una sustitución tan increíble que solo Él mismo puede confirmar que este Cordero fue enviado por Él —y que es el mismo León—. Las palabras de Jacob aquí son muy similares —su significado profético es el mismo: Judá sería ambos, el cachorro y el león—.

Comentando sobre estas palabras: Rashi escribe: “Él profetizó sobre David, quien primero fue como un cachorro y al final como un león, cuando le hicieron rey sobre ellos”. Sin embargo, hay otro punto en la profecía de Jacob que hace posible que estas palabras vayan más allá del rey David:

No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Y a él se congregarán los pueblos
”.

¿Qué es Siloh? ¿O quién es Siloh? En todo el Tanach (Antiguo Testamento) esta palabra aparece solo una vez —aquí en este versículo, y el significado de la palabra, así como su origen, no está claro—. Probablemente conozcan la interpretación cristiana, pero permítanme compartir con ustedes los comentarios judíos escritos sobre Siloh.

Rashi: “[Se refiere al] rey Mesías, a quien le pertenece el reino (שֶׁלוֹ), y así lo hizo Onkelos: [hasta que el Mesías venga, a quien le pertenece el reino]. Según la Midrásh Aggadah, [“Siloh” es una combinación de] שַׁי לוֹ, un don para él, como se ha dicho: “Todos los que están alrededor de él, traigan ofrendas al Temible(Salmo 76:11).

¿Pueden ahora ver por qué yo nombré a esta Parashá “Porción de la Torá sobre la Navidad”? Jacob está profetizando la venida del Mesías quien será ambos, un cachorro y un león —“y a él se congregarán los pueblos”—.¿No es este el mensaje de Navidad?

 

 

¡Feliz Navidad a todos mis apreciados lectores!

¡Que sus corazones y sus hogares estén llenos de Su Gozo y Su Luz!

 

 

Muchas de las cosas que leen aquí, se las decimos a nuestros alumnos durante las clases de DHB (Discovering the Hebrew Bible: Descubriendo la Biblia Hebrea) o WTP (Weekly Torah Portion: Porción Semanal de la Torá). Si estos artículos abrieron su apetito por descubrir los tesoros ocultos de la Biblia hebrea, o estudiar más a fondo la Parashat Shavua, junto con el Nuevo Testamento, estaré muy contenta en proveer más información (y también un descuento de maestro para mis alumnos) respecto a los cursos de eTeacher[1] (juliab@eteachergroup.com) .

También podrían disfrutar de mis libros, pueden adquirirlos en mi página:   https://blog.israelbiblicalstudies.com/julia-blum/  Además, quería hacerles saber que estoy preparando el libro con todas estas ideas hebreas sobre la Torá; el libro se publicará y estará disponible en enero del 2019.

[1] En este punto, ofrecemos el curso WTP solo en inglés, mientras que el curso DBH está tanto en español como en portugués.

About the author

Julia BlumJulia is a teacher and an author of several books on biblical topics. She teaches two biblical courses at the Israel Institute of Biblical Studies, “Discovering the Hebrew Bible” and “Jewish Background of the New Testament”, and writes Hebrew insights for these courses.

You might also be interested in:

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario