¿quiÉn Fue Melquisedec? (2)

Melquisedec como salvador trascendental

Continuamos con nuestro debate sobre uno de los documentos más antiguos y sorprendentes descubiertos en Qumran, el fragmento llamado 11QMelquisedek. En nuestro último artículo, vimos la vasta selección de los textos bíblicos de 11QMelquisedek dando testimonio de una lectura mesiánica en este texto. El Melquisedec de 11QMelquisedek, ciertamente puede ser visto como un salvador escatológico e incluso como Mesías. Y aunque aquí está claro que no es un mesías terrenal: la característica más sorprendente de Melquisedec en 11QMelquisedek es que no es un ser humano corriente, mortal, —sino que es descrito como una exaltada figura celestial, y su naturaleza trascendental es evidente—. ¿Cómo lo sabemos?

En primer lugar, varios pasajes bíblicos, cuyo tema original es Dios, están relacionados aquí con Melquisedec. El autor de 11QMelquisedek enfatiza la trascendencia de Melquisedec aplicando estos pasajes, directamente a Él. Por ejemplo, la línea 9 de la segunda columna cita a Isaías 61:2 de manera bastante inusual. El profeta bíblico había hablado del “el día de venganza de YHWH” y el autor de nuestro pesher reemplazó el tetragramatón con el nombre de Melquisedec: “es el año de la buena voluntad de Melquisedec”.

Más aún, no solo el autor de 11QMelquisedek reinterpreta “el año de la buena voluntad de YHWH” como el “el año de la buena voluntad de Melquisedec” en Isaías 61:2a, sino que con toda probabilidad, reconoce a Melquisedec como ‘su Dios’,אלוהיך , en Isaías 52:7: Y “Tu Dios… [Melquisedec el cual les li]ber[ará de la ma]no de Belial… (líneas 23-25).

Además, aquí Melquisedec está en oposición a Belial, el malvado líder angelical, y en la biblioteca de Qumran, los antagonistas de Belial son los seres angelicales (ver por ejemplo, 11QS iii 20-21). Nuestro texto, sin embargo, muestra claramente que el rol de Melquisedec es más elevado que el de los ángeles. Él es un líder de las tropas angelicales: según 11QMelquisedek ii 14, él no actúa individualmente, sino que todos los seres divinos acuden en su ayuda: כול אלי, probablemente אלי [הצדק]: En su ayuda todos los dioses de [justicia]… ובעזרו כול אלי [הצדק]… Melquisedec y Belial , de ambos se ha dicho que tienen un “grupo” (גורל), es decir, pueblos unidos que les pertenecen –y a través de la biblioteca de Qumran–, solo Dios o sus principales líderes angelicales tienen su propio “grupo” (1QM xiii 10-11). No hay duda, por lo tanto, que el autor de 11QMelquisedek está haciendo énfasis en la naturaleza celestial, sobrenatural de Melquisedec: aquí Melquisedec es el salvador escatológico trascendente.

¿Él también está representado aquí como un Salvador Oculto? Algunos de mis lectores tal vez pueden recordar que mis primeras series en este blog se trataban del Mesías Oculto (a propósito, mi nuevo libro sobre el Mesías Oculto, contiene todos estos posts y muchos más, finalmente está terminado y será publicado dentro de pocas semanas. El título del libro es: As Though Hiding His Face y próximamente estará disponible en mi página: https://blog.israelbiblicalstudies.com/julia-blum/) . Por lo tanto, desde luego, estoy interesada en ver si quizá los sectarios de Qumran también esperaban que el Mesías llegase de incógnito. ¿Quién era el Maestro de Justicia en los escritos de Qumran? ¿Cómo murió? ¿Pensaban los sectarios que él era el Mesías? Si fuese así, ¿cómo explicarían el hecho de que tan pocos le reconociesen? ¿Era un mesías irreconocible? ¿Era un mesías silencioso? Y ¿dónde entra Melquisedec en esta imagen? Ciertamente cualquier dogmatismo debe ser excluido aquí: el estado de los fragmentos de los restos de la biblioteca de Qumran no nos permiten una clara indicación de la opinión teológica de un documento o pasaje. Sin embargo, todavía podemos intentar responder a estas preguntas, y al hacerlo, intentaremos comprender lo que los sectarios de Qumran creyeron respecto al mesías secreto.

Melquisedec como “Salvador Oculto”

Regresemos otra vez a las primeras líneas restauradas de la columna II. El texto empieza citando a Levítico 25:13, cuya legislación paralela en Deuteronomio 15:2 es traída juntamente con un estilo típicamente del midrash:

2 […] Y por lo que él dijo: Levítico 25:13 “En este año de jubileo [regresaréis cada uno, a su respectiva propiedad”, como está escrito: Deuteronomio 15:2 “Esta es]

3 la manera (de efectuar) la [liberación: cada acreedor, devolverá lo prestado [a su vecino. Él no coaccionará a si vecino o a su hermano cuando] la liberación de Dios [haya sido proclamada]”.

El punto de partida del debate, es la liberación de todas las deudas que la Torá requiere en el Año de Jubileo. Para marcar el próximo paso, el autor procede con su propio pesher en Levítico 25. En este pesher, el autor descubre un significado escatológico de la institución del Año de Jubileo: “Su interpretación para los últimos días respecto a los cautivos […]” la palabra “cautivos” השבויים, sin duda es un eco de Isaías 61:1, y mediante esta conexión, el autor es capaz de interpretar el Año de Jubileo escatológicamente y entender la salvación final como el cumplimiento de la predicción sobre la liberación de los cautivos predicha en Isaías 61:1, y el último año de liberación. En este contexto escatológico, el autor menciona repetidamente el nombre de Melquisedec: existen cautivos que son herencia de Melquisedec y en el Año de Jubileo los hará regresar.

Así pues, el significado escatológico del Año de Jubileo adquiere aquí una nueva dimensión: el Año de Jubileo no es solo el año de liberación de los cautivos, sino también el año de la salvación de Dios, el año de la restauración de su libertad, –y también–, el año de revelar a Melquisedec como su salvador. La interpretación parece ser confirmada con el uso del Salmo 7:8b-9a en las líneas 10-11. Después de citar el Salmo 82:1, con referencia al rol celestial de Melquisedec como Dios y Juez, el escritor continua citando el Salmo 7: “Y respecto a Él di[jo: ‘Y] sobre [ello] a las alturas regresan: Dios juzgará a los pueblos”. La exaltación de Melquisedec es llamada aquí un retorno: el texto habla de la revelación pública y de la instalación de quien ha existido pero no ha sido revelado antes de ese momento. Así pues, en 11QMelquisedek vemos la manifestación del salvador escatológico, quien se ha mantenido oculto y ahora se revela para traer libertad a todos los cautivos, cumpliendo así la predicción de liberación de los cautivos predicha en Isaías 61:1.

 

Continuará…

About the author

Julia BlumJulia is a teacher and an author of several books on biblical topics. She teaches two biblical courses at the Israel Institute of Biblical Studies, “Discovering the Hebrew Bible” and “Jewish Background of the New Testament”, and writes Hebrew insights for these courses.

You might also be interested in:

Algo MÁs Sobre Sukkot

By Julia Blum

“su Alegría Será Completa”

By Julia Blum

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario