¿shavuot O PentecostÉs: JudÍo O Cristiano?

Mis queridos lectores, aunque todavía tenemos un artículo pendiente sobre Judá, tengo que hacer una pausa en mi retrato bíblico y darles unas pocas palabras sobre la Fiesta de Shavuot que celebraremos dentro de dos días. Completaremos el relato bíblico de Judá en el próximo post.

Shavuot en la Torá

15 Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán.16 Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová.[1]

Esta es nuestra principal Escritura para citar Shavuot —la Fiesta de las Semanas, una de las tres fiestas bíblicas de peregrinación—. La Torá no provee datos específicospara esta festividad, conecta la fecha directamente con la Pascua. La palabra “Shavuot” significa “semanas” y la fiesta de Shavuot señala la cuenta completa de siete semanas entre Pascua y Shavuot. Como ya has leído, la Torá prescribe la cuenta de siete semanas “después del sabbat” ya que en los versículos previos a este capítulo de Levítico habla sobre las fiestas de Pesaj: la Pascua, el pan sin levadura, y las primicias de los frutos, entendemos por tanto, que la cuenta comienza desde algún sabbat durante la Pascua. Sin embargo, no especifica exactamente a que sabbat se refiere, por lo que diferentes interpretaciones y consecuentemente diferentes fechas para Shavuot han sido sugeridas y celebradas a través de la historia. “Mientras que en el libro de Josué (5:11) sugiere que la primera práctica conocida como mimacharat hashabbat, se refiere al día siguiente del primer día de Pesaj, una costumbre confirmada por la Septuaginta, Josefo y Filo”,[2] los distintos grupos del periodo del segundo Templo, lo entendieron de otro modo: por ejemplo “la comunidad de Qumran entendió que se refería al primer sabbat después de Pesaj”.[3]

Hoy en día, Shavuot tiene lugar el día 6 de Siván, cincuenta días después de la Pascua. Es una de las tres fiestas mayores del año en el calendario bíblico. Las lecturas de la sinagoga para esta fiesta incluyen Éxodo 19:20: la ascensión de Moisés al Monte Sinaí y los Diez Mandamientos. ¿Por qué? ¿Qué conmemora Shavuot en la tradición judía?

Shavuot en la tradición judía

En Éxodo 19:1 leemos que los israelitas llegaron al pie del Monte Sinaí “en el tercer mes”. El tercer mes después del Éxodo es Siván; ya que también fue el mes de Shavuot, los rabinos dedujeron que Dios entregó la Torá en Shavuot. Así pues, en la tradición judía, Shavuot vino a ser entendido como la conmemoración de la entrega de la Torá a Moisés —Chag Matan Torah— חג מתן תורה. Las primeras referencias a esta interpretación datan de los siglos 2 y 3 D.C. La palabra Shavuot, שבועות, vino a ser una prueba adicional, ya que también se puede leer como “juramento”: ese día Dios juró fidelidad eterna para con Israel, y Israel vino a ser el pueblo de Dios. Hoy en día, es ampliamente aceptado que la Torá fue dada al pueblo judío por Dios en Shavuot. En este sentido, cada año, en la festividad de Shavuot el pueblo judío se ve a sí mismo como renovando esta experiencia —renovando nuestra aceptación de la Torá—.

Shavuot en el Nuevo Testamento

La Biblia también dice: “cuenta cincuenta días”, y es por eso que en el Nuevo Testamento, el nombre de esta festividad normalmente se traduce como “Pentecostés”. ¿Sabías que Shavuot y Pentecostés son dos nombres distintos para una misma festividad? Por eso, los eventos de los dos primeros capítulos del libro de Hechos deben ser vistos en contraposición al trasfondo bíblico. Por ejemplo, cuando en Hechos 1:4 Jesús ordena a sus discípulos que “no abandonen Jerusalén”, entenderíamos mejor este mandato si recordásemos que Shavuot es una de las tres festividades bíblicas de peregrinación, cuando se suponía que todos los judíos estarían en Jerusalén: “Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere: en la fiesta solemne de los panes sin levadura, y en la fiesta solemne de las semanas, y en la fiesta solemne de los tabernáculos” (Deuteronomio 16:16).

Tal como leemos en Hechos 2:

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos (Hechos 2:1-3).

Debemos recordar que la Fiesta de las Semanas —Shavuot— forma los antecedentes de este evento y que en el primero siglo, la festividad ya estaba asociada a los mandamientos hechos por Moisés. Entenderemos entonces, que ciertamente, no era coincidencia que el descenso del Espíritu sea descrito el día de Pentecostés, y seremos capaces de ver este hermoso y profundo paralelismo entre Dios entregando Su Palabra y enviando Su Espíritu. En ambas ocasiones, Shavuot viene a ser el día en que los cielos son abiertos y el mismo Dios reclama a su pueblo. “Un estruendo como de un viento recio” en Hechos 2 en definitiva hace eco con la forma de truenos de Éxodo 20:18, y el fuego de Hechos va en paralelo con el fuego de Éxodo. En el Midrash Shmot Rabba, tenemos un comentario en Éxodo 20: Una voz explotó en siete y se dividieron en setenta lenguas”.[4] Hillary Le Cornu y Joseph Shulam citan una frase del Midrash aún más sorprendente: “La voz salió y se dividió en siete voces y de esas siete voces en setenta lenguas, para que todas las naciones la escuchasen. Y cada nación escuchó la voz en su propia lengua y fue sorprendente”.[5] Parece ser que Lucas conscientemente  construye este paralelismo y describe los eventos de Hechos 2 en términos de “un segundo Sinaí”, así pues, el mandamiento de Jesús a los apóstoles de esperar en Jerusalén podría ser entendido como un indicio de que la Palabra de Dios fue dada en Shavuot, el Espíritu de Dios también fue dado en Shavuot.

 

[1] Levítico 23:15

[2] Hillary Le Cornu, Joseph Shulam, The Jewish Roots of Acts, Netivyah Bible Instructions Ministry, 2003, p.55

[3] Ibid, p. 56

[4] Exodus Rabbah, 28:6

[5] Hillary Le Cornu, Joseph Shulam, The Jewish Roots of Acts, Netivyah Bible Instructions Ministry, 2003, p. 60

 

Si te gustaron mis artículos en este blog, puede que también disfrutes de mis libros. Puedes conseguirlos a través de mi páginahttps://blog.israelbiblicalstudies.com/julia-blum/   

 

About the author

Julia BlumJulia is a teacher and an author of several books on biblical topics. She teaches two biblical courses at the Israel Institute of Biblical Studies, “Discovering the Hebrew Bible” and “Jewish Background of the New Testament”, and writes Hebrew insights for these courses.

You might also be interested in:

PorciÓn De La TorÁ En La...

By Julia Blum

La Torá En Tiempo Actual:...

By Julia Blum

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario