El Evangelio De Marcos En Pocas Palabras (marcos 1:1)

El Evangelio de Marcos en pocas palabras

Este Evangelio es una fenomenal y pequeña historia acerca del Dios de Israel, Rey de Israel y del glorioso reino de Israel. La primera frase del Evangelio de Marcos, si bien funciona como título de este trabajo o como introducción del Evangelio a los oyentes dice lo siguiente:  “Ἀρχὴ τοῦ εὐαγγελίου Ἰησοῦ Χριστοῦ υἱοῦ θεοῦ”.

El primer nombre es “Archei” (Ἀρχὴ)  de donde proviene la palabra “arco”. Esta palabra es usada en “archenemy” o arzobispo y simplemente significa: primero, cabeza o principio; pero hay otra interesante manera de traducir esta palabra y que es la de gobernante o cómo de alguien que está de responsable. La última definición encaja mejor con la de “total realeza” y motivo poderoso de este Evangelio de Marcos. Sin embargo, es muy difícil ver cómo se podría traducir de esta forma, así que lo traducimos como “principio” tal como hacen otros.

La segunda palabra es “euvangelión” (visto aquí como  “εὐαγγελίο” y que está compuesta por la combinación de dos palabras griegas “bueno” y “mensaje”, correctamente formando la palabra en castellano “Evangelio” o “Buenas Nuevas”. Esta palabra, incluso escrita en griego Koiné, evoca una antigua idea Israelita (Bíblica) que el profeta Isaías expresó. Tal como vemos, el Evangelio de Marcos está empapado en la profética tradición Israelita, en Isaías 52:7-10 leemos:

“7Cuán hermosos son sobre los montes
los pies del que trae alegres nuevas,
del que anuncia la paz,
del que trae nuevas del bien,
del que publica salvación,
del que dice a Sion: !Tu Dios reina!
8 ¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz,
juntamente darán voces de júbilo;
porque ojo a ojo verán que Jehová
vuelve a traer a Sion.
9  Cantad alabanzas, alegraos juntamente,
soledades de Jerusalén;
porque Jehová ha consolado a su pueblo,
a Jerusalén ha redimido.
10 Jehová desnudó su santo brazo
ante los ojos de todas las naciones,
y todos los confines de la tierra verán
la salvación del Dios nuestro”.

Lo que se describe aquí es lo siguiente- mensajeros desde el campo de batalla corren hacia la capital de Israel para anunciar que el Dios de Israel y el ejército de Israel han derrotado a sus enemigos. Dios, el Señor luchó a favor de Israel y  mostró a las naciones del mundo que Él es Rey, comprometido en beneficio de Su pueblo- Israel. Los vigías, apostados sobre las murallas de Jerusalén, están encargados de avisar con presteza cualquier cosa que ellos vean venir desde lejos. Lo primero que ven son las caras de gozo de los mensajeros y son los responsables de anunciar ese gozo al interior de la ciudad de Dios.

Ahora hablemos sobre el nombre de Jesús. En inglés el nombre correcto de Jesús en el Nuevo Testamento viene del griego, del latín y del alemán. En griego “Ἰησοῦς ” es un término traducido del nombre Hebreo de “Joshua” (Josué), introducido en el Nuevo Testamento directamente del documento Judeo-griego llamado “la Septuaginta” (LXX). La Septuaginta utiliza el nombre griego “Ιησοῦς ”para traducir el nombre del Antiguo Testamento “Josué” y más tarde como versión diminutiva de “Yeshua” (Nehemías 8:17; I Crónicas 24:11). (Cualquier sugerencia de que el nombre de Jesús tiene raíces paganas y que de alguna forma tiene que ver con Zeus, no tiene fundamento alguno).

Volvemos nuestra atención a la siguiente palabra, llegamos a la palabra “Cristo”. Fue la anteriormente citada Septuaginta que tradujo la palabra “Mesías” (משייה) por la palabra “Cristo” (Χριστός). En griego significa ungido. Lo cual quiere decir que no hay nada extraño para los no-Judíos al referirse a Jesús como Mesías, Moshiach o como Cristo.

Más aún, el Ungido (Moshiach en Hebreo y Cristo en Griego) era un concepto que combina tres funciones cruciales- la de profeta, sacerdote y rey. El Evangelio de Marcos anuncia a Jesús como alguien que realiza a la perfección estos tres oficios. Hasta aquí, cada concepto que es considerado en este versículo está impregnado con la idea de Realeza Israelita.

El Evangelio, con una declaración crucial muy importante sobre quien es Jesús, desde el principio le llama Hijo de Dios. Dimas y un centurión Romano, ambos le llaman Hijo de Dios, tal como veremos más adelante. El término Hijo de Dios en la mente de los antiguos (Judíos, si más no) era esencialmente el de una figura real importante. Cuando los reyes de la antigüedad eran coronados, eran considerados como hijos de los dioses o de un dios. La idea de Israel sobre sus propios reyes  no era diferente. Un rey legalmente de Israel, cuando llegaba a ser coronado se convertía en  un hijo de Dios, tal como vemos en el Salmo 2. Ahí leemos del rey David diciendo: Yo publicaré el decreto del Señor: Él me ha dicho:

אֲסַפְּרָ֗ה אֶֽ֫ל חֹ֥ק יְֽהוָ֗ה אָמַ֘ר אֵלַ֥י בְּנִ֥י אַ֑תָּה אֲ֝נִ֗י הַיּ֥וֹם יְלִדְתִּֽיךָ

“Tú eres Mi hijo, Yo te he engendrado hoy”

Es curioso que otro término: Hijo del Hombre, parece jugar un rol incluso más central en este Evangelio. (es usado 10 veces) mientras que el término “Hijo de Dios” tan solo se usa tres veces en todo el Evangelio. Hay un posibilidad de que esta frase (el Hijo de Dios) estuviese en el manuscrito original del Evangelio, pero también tenemos numerosos manuscritos que no contienen ésta última frase. En esos manuscritos todo termina en la declaración de Jesús cómo Mesías. Si el original tuviese o no tuviese esta frase, las cosas no cambian, Jesús es mostrado como el Ungido. ¿Qué significa todo esto? Pronto lo descubriremos.

Oración

Oh, Dios, ayúdanos a entender lo que significa tener a Jesús como

Rey sobre nosotros y que nuestra vidas estén alineadas con este hecho.

Amén.

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

¿quiÉn Fue Melquisedec? (3)

By Julia Blum

¿quiÉn Fue Melquisedec? (2)

By Julia Blum

Join the conversation (8 comments)

Deja un comentario

  1. DFB trikot 2014

    What’s up, I check your blog on a regular basis. Your humoristic style is witty, keep up the good work!|

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom!
      Thanks for visiting! 🙂

  2. Silvia Ruth Cadogan

    Muchas Gracias Eric, excelente artículo y muy edificante para nosotros. Nos surge otra consulta, respecto a lo que postula una Iglesia Mesiánica, en una carta dirigida a todos los cristianos; que la palabra Dios es tomada del griego y es genitivo y nombre pesonal de Zeus, por lo tanto Hijo de Dios, vendría a ser según este postulado, hijo de zeus.

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Cordial saludo Silvia!

      No, eso es un grave y peligroso problema de ignorancia sobre etimología de idiomas. La palabra castellana Dios, a pesar del tremendo parecido que tiene con el nombre de Zeus en griego (= Διος, se lee “dios”), no proviene de ahí, sino del latín deus, que a su vez, procede el indoeuropeo dye(u). “luz del día”.

      Quienes ignoran las profundidades de la etimología de idiomas, caen en error con los homófonos y cognados. Ejemlplo de estos errores, es como si dijésemos que la palabra red viniera del inglés red (rojo).

      Gracias por consultar.

      Le remito a este excelente artículo sobre este asunto.
      http://etimologias.dechile.net/?Dios

  3. Silvia Ruth Cadogan

    Si es real que hay mucha controversia en cuanto al Nombre de Jesús. Desde algunas Iglesias
    Mesiánicas se cuestiona a toda la cristiandad el uso del Nombre de Jesús, argumentando que es una mala traducción del hebreo Yahshua, al griego Iesous, una deformación que al ser oída en hebreo suena como “Miren un caballo”. ¿Que hay de cierto?

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Silvia!

      En resumen, en hebreo decimos Yehoshúa’ יהושעo en su defecto Yeshua’ ישוע (Yahshua’ sólo tendría alguna validez en Inglés, pero no es apropiada para la fonética en español).
      Es absolutamente incorrecto aquello de “miren un caballo”.
      Te invito a que consultes este artículo exhaustivo sobre el tema:
      http://www.yehoshuamaranata.blogspot.com/2010/12/el-nombre-del-mesias-muchas.html

  4. Carlos

    Toddah ravah Dr. Elí es una bendición contar con un profesor como usted. Muchas gracias desde España, es un trabajo genial!!

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Carlos!

      Gracias por tu comentario y tus palabras. Que el Eterno continúe bendiciéndonos.