Escupir Sobre La Tierra Y El Hombre Ciego De Nacimiento (juan 9: 1-5)

155232770“1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?”.

Era muy común para los discípulos de los Rabinos Judíos hacer preguntas a sus maestros de confianza, preguntas que intentarían dar sentido a las cosas y reconciliar las enseñanzas bíblicas que conocían con la realidad que veían a su alrededor. Los discípulos de Jesús se enfrentaron con una pregunta que tenía que ver con la naturaleza del sufrimiento humano en general, ilustrado como el sufrimiento del hombre ciego en particular. Ellos dieron a Jesús dos opciones – Era el mismo hombre ciego, o fueron sus padres los culpables.

“3 Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él”.

Jesús respondió a sus desacertadas preguntas con una simple contestación. La razón para la ceguera del hombre no fue originada en el pecado del todo. Esto habría sido la explicación normal. El punto de Jesús fue que de algún modo, a través del sufrimiento del hombre ciego, un mayor bien, en este caso, la gloria de Dios seria al final manifestado.

“4 Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.  5 Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo”.

Parece que la ceguera de nacimiento del hombre simbolizaba la desesperada y profunda condición defectuosa del ser humano. Por tanto, dando luz a los ojos del hombre ciego, fue  una señal profética de dar luz al mundo como un todo. Ambos, la sanidad y las últimas tareas redentoras de Jesús necesitaban hacerse rápidamente para reunir los requisitos, y ser un modelo, de la relación siervo/esclavo de la que Jesús recientemente había hablado. Toda sanidad y toda luz provienen de Él.

“6 Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego”.

Muchas personas encuentran este verso extraño y tienen problema conectando el saneado occidental de Jesús de nuestras imaginaciones con la que parece ser un acto merecido de un chamán medio oriental. Estamos simplemente pasmados al escuchar que Jesús “escupió sobre la tierra, hizo barro con la saliva, y esparció el barro sobre los ojos del ciego”. En realidad, no debería haber nada sin sentido en cuanto a esto. No solo Jesús es presentado como sacerdote y rey, pero también como profeta. Los profetas eran conocidos no solo por hablar con palabras, sino también con acciones simbólicas. Esto es exactamente lo que Jesús está haciendo aquí. Él está a punto de sanar al hombre ciego, pero quiere a la gente presente conectar con la creación. Dios había creado al hombre del polvo de la tierra y el acto de sanación por medio de Jesús era un acto redentor de restauración- hecho por el Logos/Memra/Palabra de Dios mismo. Todo lo que Jesús hace en Juan le muestra como Dios. Esto demuestra lo que en lenguaje teológico llamamos “alta cristología” (que significa que esto presenta a Cristo como plenamente divino vs. casi divino o de algún modo divino).

“7 y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo”.

Es interesante que cuando Jesús sanó al hombre en el estanque de Betesda, él no le dijo que se lavara allí. Esto es más probable porque el estanque de Betesda era una instalación pagana, mientras que el estanque de Siloé era una instalación Judía.

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

Lech Lecha – Dios Llama A...

By Julia Blum

NoÉ – Una FantÁstica PorciÓn...

By Julia Blum

Join the conversation (4 comments)

Deja un comentario

  1. Pastor fernando

    Con La ayuda del Espíritu yo resivo esta interpretación que hay milagros que llegan a nuestra vida aveces por medio de la materia de la tierra osea Dios usa cosas terrenales para sanarnos como medicamentos oh medicinas naturales pero es Dios que da la sanidad y hay sanidades que llegan solo por la palabra de Dios

  2. fernando barbieri

    Agradezco vuestra enseñanzas.

  3. guillermo

    hola yo encontré algo en este capitulo y es que Jesús hace el milagro un sábado, y debe evitar contacto con los que el perseguían, entonces, escupe el suelo y manda al ciego lavarse en el estanque, si bien no dice la ubicación del ciego en la ciudad mire un mapa de la época y el debería estar para lograr su mayor cosecha en limosna en una calle que lleve al templo el estanque esta alejado del mismo, entonces luego de ensuciarle, lo aleja de su camino y cuando sucede el milagro a causa de la obediencia del ciego no pueden testificar que el lo sano, y de esa manera es libre de los testigos necesarios para juzgarle según la ley judía, es una obra de arte de la astucia, y mansedumbre, hay milagro pero no conflicto.
    mire usted en el relato y relata que “luego” lo encuentra Jesús al ex-ciego, esto daría la confirmación que la idea de usar el barro es la alejar de si el conflicto que hubiera surgido por la presencia de testigos en el caso de un milagro instantáneo. es presentar una parte de la personalidad de Jesús que no se conoce o considera, su aplicación de su astutos y mansos a la vez.

    1. Quetzalcóatl

      Excelente comentario. Saludos.