¿existen Todavía Judíos Y Griegos En Jesucristo?

Otro gran artículo del Dr. Eli Lizorkin-Eyzenberg
Esto puede parecer como una pregunta realmente sin sentido (¿existen todavía judíos y griegos en Cristo?) Pero yo no puedo decirlo tal como muchas personas en estos últimos años han citado sobre un texto mío en particular, relacionado con una única carta existente del primer siglo de Pablo el fariseo. Este texto se refiere a los creyentes de Galácia, los cuales pensaban que, puesto que ahora seguían al Cristo judío, era lógico que no debían ser simplemente una parte de la coalición judía (los residentes temporales de Israel), sino que también debían adoptar todas las costumbres ancestrales de los judíos (esto era lo que significaba convertirse al judaísmo en aquel entonces). Es a ellos, en esta carta matizada y comúnmente mal entendida, que el amado Apóstol escribe: “No hay ni judío ni griego… en Jesucristo” (Gal. 3: 28).

Más adelante volveremos a este texto, pero primero vamos a dar un poco de información para sentar las bases de nuestro comentario.

Importante trasfondo de judíos y griegos

Los creyentes gentiles de Galácia (los destinatarios de la carta de Pablo) estaban considerando seriamente su conversión al judaísmo. No vieron nada malo en ello, después de todo, la famosa frase de Ruth la moabita que dice: “tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios” fue ampliamente aceptado.

Las conversiones fueron ampliamente confirmadas en aquellos tiempos. Sin embargo, tal como las entendemos hoy, tienen poca similitud con las conversiones que se practicaban en aquel entonces. Al contrario que en tiempos antiguos, la “religión” en la actualidad se considera como una categoría propia, alguien puede ser irlandés y judío, americano y judío, ruso y judío etc. Sin embargo, la gente de la antigüedad, no hablaba de la conversión en términos de aceptar simplemente otra religión, mientras se conservaba su propia cultura. Para ellos, la conversión al judaísmo significaba unirse al pueblo de Israel (especialmente con su rama meridional “judeos” y por tanto “judaísmo”) y la adopción de un conjunto de costumbres ancestrales que impregnaban todos los ámbitos de la vida. En otras palabras, la conversión al judaísmo era un todo, “un paquete”. Si él o ella se convertía, era de esperar que cortaba los lazos con su cultura anterior en todos los conceptos, no solo aceptaba una nueva divinidad, sino el lote entero (Dios y pueblo).

Sin embargo, esto fue solo un paradigma de la legítima dedicación de los gentiles al Dios de Israel. Hubo otro, a este lo llamo el paradigma de “Naamán” para distinguirlo del paradigma de “Ruth”.

Podemos recordar la historia de la sanación de Naamán (2 de Reyes 5), donde una esclava israelita secuestrada dijo a la mujer de Naamán, que la lepra de su marido podía ser curada por un profeta que vivía en Israel. Con el permiso del rey arameo, Naamán fue a Samaria con la esperanza de recibir la bendita sanación. No tengo espacio aquí para exponer esta increíble historia, basta con decir que cuando Naamán finalmente fue sanado al lavarse siete veces en un río de Israel (en la antigüedad, los ríos eran considerados por la gente como canales de divina bendición), él proclamó que “no hay Dios en toda la tierra, sino el Dios de Israel”.

Notablemente, no dijo ni hizo como Ruth. Volvió a su país, a su propia gente y continuó adorando allí al Dios de Israel. En contraste con Ruth la moabita, el enfoque de Naamán era más en la línea de: “Tu Dios será mi Dios, pero mi gente todavía es mi pueblo”. Curiosamente, al final recibe del profeta de Dios la mayor bendición de todas, la bendición de la Paz (2 de Reyes 5:18-19).

No hay duda en mi mente de que los apóstoles judíos en Hechos 15 (grupo al que se refieren a menudo como el Concilio de Jerusalén) pensaron que los gentiles se acercaban a la fe del Cristo judío, según la trayectoria de Naamán y no la de Ruth.

Se establecieron expresamente cuatro normas de comportamiento, lo que reafirma las mismas prohibiciones que se exigieron a los extranjeros en Israel y que describe Levítico 17. Ser seguidores no-judíos de Cristo en el Imperio Romano era bastante difícil (su nueva vida contrastaba fuertemente con las muchas prácticas religiosas romanas aceptadas como conducta patriótica) por lo que los apóstoles decidieron no poner ninguna carga suplementaria. Según Hechos 15:21 (1), se suponía que los creyentes gentiles estarían presentes en las sinagogas donde vivían, escuchando las lecturas de Moisés, y presumiblemente, escuchando también lo que el judaísmo enseña acerca de vivir una vida justa (santa) en general. En términos prácticos, la observación de estas cuatro normas podía facilitar la comunión entre los creyentes gentiles y los judíos sin ofenderlos ni sentirse excluidos por los mismos.

Hechos 16:4-5 nos dice que el apóstol Saulo Pablo dejó la decisión en manos del “Concilio de Jerusalén” y con gran gozo proclamó el mensaje yendo de congregación en congregación. La observación completa de la Torá (conversión prosélita al judaísmo) era innecesaria para cualquier gentil que se uniese a la coalición judía siguiendo al Cristo judío. Ellos también (como las naciones) ahora eran ciudadanos de primera clase en el Reino de Dios.

¿No hay judío ni griego? No y sí

Ahora volveremos al texto que mencioné anteriormente – Gálatas 3:26-29 (especialmente vs. 28):

26 Todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. 27 Para todos los que habéis sido bautizados en Cristo y os habéis revestido de Cristo. 28 no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si sois de Cristo, entonces sois descendientes de Abraham, herederos según la promesa.

El apóstol Saulo Pablo, dirigiéndose a los gentiles, seguidores del Cristo judío, les dice que, por medio de la fe, ahora se cuentan entre los hijos de Dios, a causa de su sumisión a la ceremonia de la purificación judía con agua (bautismo) en el nombre de Cristo Jesús. Su identidad ha sido definida por él mismo (vs. 26-27). En el capítulo anterior, Pablo habla de su propia identidad en términos parecidos: “estoy juntamente crucificado con Cristo, y ya no es que yo vivo en Él, sino que Cristo vive en mí y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí” (Gal. 2:20).

Cuando se cita Gálatas. 3:28, es habitual que solo se destaque la primera parte. No hay judío (Ἰουδαῖος) ni griego (Ἕλλην), excluyendo del resto del versículo (2). Las conclusión a menudo extraída de esta frase, es que ya no hay ninguna distinción o diferencia entre judío y griego (en este caso, probablemente “gentil” por extensión). Pero esto no tiene sentido, a medida que seguimos leyendo: “no hay hombre ni mujer en Cristo Jesús. Siguiendo esta lógica, si la distinción o diferencia está en la vista, podemos concluir (como de hecho, algunos hacen) que en Cristo, los matrimonios del mismo sexo son aceptables. La lógica falla, sin embargo, cuando las mismas personas que se oponen al matrimonio del mismo sexo en razón de que los hombres siguen siendo hombres y las mujeres siguen siendo mujeres, dejan de ver que no pueden aplicar estándares dobles. En otras palabras, si hombres y mujeres aún mantienen la diferencia de género (como seguramente hacen) entonces también lo hacen los judíos y los griegos que conservan sus diferencias, incluso en Cristo.

No más discriminación entre judíos y griegos

A partir de aquí, llego a la conclusión de que algo más, absolutamente diferente, es lo que Saulo Pablo está intentando decir en este texto. Él sabe muy bien que todavía existen diferencias entre los judíos y las naciones; de hecho, esto es muy importante para él, establece una norma en todas las congregaciones para que esto no cambie (1 Cor.7:17). Él cree que los judíos deben seguir adorando al Dios de Israel por medio de Jesús como judíos, pero también cree que los creyentes gentiles deben permanecer como están. Para Pablo esta es la manifestación exterior última del Shemá Israel/Unidad Divina… (Rom.3:28 y Deut.6:4) (3)  algo, como Mark Nanos señaló perspicazmente, es nada menos que el centro de la teología de Pablo. Si los gentiles en Cristo viniesen a ser judíos, el Dios de Israel estaría destinado a seguir siendo tan solo una deidad tribal. Sin embargo, si tanto judíos como las naciones adoran al mismo Dios en el que Pablo el fariseo cree con todo su corazón, entonces sería revelado como quien realmente es, el Dios del mundo entero.

Lo que el apóstol Saulo Pablo quiere decir con la frase “no hay judío ni griego” tiene que ver no con el cese de la diferencia, sino más bien con el cese de la discriminación. No hay discriminación por motivos de raza, cultura, rango, o género, ya que todos son uno en el Cristo judío. Los gentiles ya no serán objeto de discriminación en el Reino del Dios de Israel. Ahora van a tener un papel importante en el plan de la redención de Dios. Solamente su fe en el Cristo judío les cualifica y les justifica (tal como hace con los judíos) en todos los sentidos para ser ciudadanos de primera clase en el Reino de Dios, sin renunciar a su identidad tan importante como “Naciones del mundo”. Esta es exactamente la razón por la que el apóstol Saulo Pablo se regocijó tanto en la decisión del “Concilio de Jerusalén”, al igual que todas las congregaciones establecidas por él (Hechos 15-16). Para Pablo, la justificación por la fe de los gentiles, sin las obras de la Torá, no anuló, sino que confirmó que la Torá es verdadera (Rom.3:31).

[x_line]

  1. Porque Moisés desde la antigüedad tiene en cada ciudad quienes le prediquen, pues es leído en las sinagogas cada día de reposo.
  2. Hay que tener en cuenta que el texto no utiliza la palabra “gentil” (como la VNI y varias otras traducciones) pero en su lugar pone “griego” haciendo un paralelismo con “judeo”.
  3. Lee un excelente artículo de Mark Nanos haciendo click AQUÍ. Su página web personal se puede encontrar en www.marknanos.com.

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

Shanah Tova!

By Julia Blum

Quem Foi Melquisedeque? (3)

By Julia Blum

Join the conversation (20 comments)

Deja un comentario

  1. Josely

    Dr. Eli, soy cristiana, debo guardar el sábado? Por favor expliquemelo bien, porque estoy confundida, ahora hay iglesias cristianas evangélicas que han cambiado sus reuniones de domingo para los sábados . Gracias

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Josely!

      Shabat, figura como uno de los 10 mandamientos, Yehoshúa’ Hamashíaj (Jesucristo) asistió en Shabat a la sinagoga… en ninguna parte de la Biblia dice que haya sido cambiado o existan razones para cambiarlo… bajo esta perspectiva, la respuesta es si, debes guardar Shabat si te identificas como seguidora del Dios verdadero.

      1. Zabdiel David Rodríguez

        Una pregunta interesante sería: ¿Eso es lo que Dr. Eli habría respondido? No podemos saberlo. En todo caso la autoridad máxima es la Escritura. Nosotros conocemos y hablamos de manera imperfecta. Cada quien escudriñe la Palabra con humildad y sea el Espíritu de Dios guiándonos.

        Gracia y Paz.

        1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

          BS”D

          Shalom Zabdiel!

          La observancia del SHabat es indiscutible. Lo que ha hecho falta es pedagogía acerca de qué se debe y qué no se debe hacer en Shabat, así como de la diferencia entre un Shabat observado al modo bíblico y un Shabat observado al modo rabínico, que son dos cosas muy diferentes.

      2. Gilberto Urdaneta

        Hay que guardar un día para el Señor. Tengo entendido que Shabat no significa sábado y no corresponde con el saábado de nuestro calendario. Recuerden que no es lo mismo el calendario judío que el calendario gregoriano que utilizamos. No se debe ser extremista con el día de reposo. El día de reposo fue creado para el hombre, no el hombre para el día de reposo. No lo digo yo, lo dijo Jesús de Nazareth cuyo nombre según Apocalipsis es: El Verbo de Dios. Eric, amigo, creo que tú caes en aquello de judaizar a los cristianos.

        1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

          BS”D

          Shalom Gilberto.

          Es muy fácil opinar, y sonar lógico, pero más elaborado es sustentar una tesis.
          Shabat, la palabra como tal en hebreo, es parte de las palabras que designan “ocupación”. Shabat es: Detenedor “suspensor”, y en el calendario hebreo empieza el día viernes a la puesta del sol y termina sábado a la puesta del sol, así que en buena parte corresponde al Sábado occidental, aunque no es exactamente el mismo concepto.
          Tu opinión de que “No se debe ser extremista” con el día de SHabat, no sé hacia donde apunta… me gustaría un poco más de precisión, dado que la voluntad de Hashem el Dios de la biblia es que guardemos sus días de Shabat (es decir, los otros Shabatot adicionales al 7º día, Cf. Lv 19:2).
          No sé qué entiendas con la expresión “El shabat fue creado para el hombre y no el hombre para el Shabat”, porque yo como hebreo entiendo que en SHabat se debe procurar la Mnujáh o descanso y eso implica ayudar a los demás. Los legalistas fariseos, como algunos judíos hoy, han pensado erróneamente que es quedarse “estatuizado” y permitir que la muerte fluya entonces. Yehoshúa’/Jesús enfatizó en la importancia del mandamiento que dice: “Pero tu escogerás la vida” y en la prevalencia del bien; luego eso no significa “violar el Shabat” sino más bien, ratificarlo como el día de la Mnujáh.

          Invitar y enseñar a los hermanos en la fe a entender y vivir y disfrutar los mandamientos de Dios con conocimiento y consciencia, no sé por qué deba llamarse “judaizar”.

          Shalom!

  2. Juan Carlos Torres

    Por supuesto que es muy ruidosa la perspectiva de que los matrimonios entre mismo sexo son permitidos y avalados por la carta de Pablo; considero que es un enfoque demasiado extremista y muy poco común. Pablo no está hablando de relaciones maritales!! eso lo expone en otra carta!! sin embargo, agradezco al Dr. Elí que haya expuesto finalmente en el cierre de su análisis el enfoque de “no discriminación” y la aceptación de no distinción entre personas debido a su origen. Esa si es la temática que expone Pablo: un mismo Cristo para todos.
    Paz a Todos!!

  3. Diana Ekimavicius

    Estimado D r Eli mi pregunta tiene que ver especialmente con la practica del culto, los gentiles convertidos a Cristo que solo siguen las premisas del concilio de Jerusalem siguen entre otras cosas reuniendose los domingos, no cumplir el Sshabat no es importante? Gracias por su enseñanza Shalom

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Diana

      Es importante aquello que dijo Yehoshúa’ HAmashíaj:
      Todo aquel que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños y así enseñe a los otros, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos…
      En Hch cap 15 dice: porque Moshéh desde tiempos antiguos, tiene quien lo predique en las sinagogas, donde es leido cada día de Shabat

  4. Anthony Funes

    No se trata de generalizar. Cristo era Judio en cuanto a la carne. Pablo dice que de aqui en adelante, a nadie conocemos segun la carne. Y si a Cristo conocimos asi, ya no lo conocemos asi. Lo que El Apostol Pablo dice es que no importa la raza porque la salvacion no es carnal es espiritual. Todo el que cree en Cristo es hijo de Dios. Esto es lo que el Apostol Pablo esta diciendo. Porque en Cristo no hay Judio ni Griego sino una nueva creacion. Y la Raza Judia no se salva por ser Judia, sino porque no Creen en Jesus como el Cristo. Mat16:16 Gen3:15 Isaias7:14 Exo18:15-18 de hecho tada la catastrofe que le a sucedido al Pueblo Judio , es por darle la espalda a Cristo. Y el hecho de que tengamos mucho conocimiento, no quiere decir que somos salvos por eso.somos salvos por la obra perfecta que Cristo hizo en la Cruz.

  5. ARTURO PEDRAZA

    Un saludo cordial, es un articulo muy interesante e importante, ha suscitado que manifestemos la opiniones personales algunas bien radicales y otras bien universales, mi aporte es el siguiente, antes de leer la carta a los gálatas he leído la primera carta del apóstol Pedro, y en su primer versículo, el los saluda a los expatriados de la dispersión eso quiere decir que son israelitas y judíos dispersos en el Asia, lo cual hace mas complejo (o de pronto simplifica) lo que el apóstol Pablo escribe a los gálatas dándole un contexto mas significativo, por otra parte considero a manera personal que es valido el paradigma de Rut la moabita.

  6. ÁNGEL DE JESÚS GALAN CABALLERO

    Afirma el Dr ELI LIZORKIN en este precioso y preciso estudio sobre las palabras del Apóstol Pablo de Gálatas 3, 28. que no es lo más correcto afirmar que no hay ninguna distinción o diferencia entre judío, y gentil…..
    Y concluye diciendo que tiene que ver sobre todo con el cese de la discriminación
    Creo que son dos interpretaciones compatibles,.Ninguna excluye a la otra.
    Voy a hacer un juego de palabras, que por supuesto no es ni teológico ni científico. CRISTO JUDIO, y PABLO GENTIL, (dos personajes, dos ciudadanos de lugares distintos, con costumbres y creencias distintas) juntos en un versículo donde se dice ,no hay judío ni griego, resulta paradójico que el Judío más Judío, el Cristiano más Cristiano y el Gentil (“perseguidor” de judíos y cristianos) mas Gentil estén tan unidos en tan pocas palabras.
    La clave de la interpretación viene a continuación, CRISTO JESÚS. CRISTO CENTRO DEL UNIVERSO DE LA CREACIÓN Y DE NUESTRAS VIDAS.CRISTO, EL QUE NOS UNE. SIEMPRE CRISTO, SOLO CRISTO ,NADA MAS QUE CRISTO. Ama a CRISTO, VIVE A CRISTO,SI CRISTO ES TU VIDA NO HAY NADA MAS, NO HAY MAS QUE HABLAR. Otros títulos, judíos, griegos, hombre, mujeres, libres, esclavos…… son secundarios.

    1. Alberto

      Estimado Ángel, te recuerdo que Jesús dijo: “Si me amas guarda mis mandamientos.” Te pregunto: ¿Cuáles son esos mandamientos que debemos de guardar? ¿Los guardas? Si lo haces ¿cómo lo haces? ¿A tu manera o como el dijo? Jesús nació como judío y vivió como judío, pero si es el verdadero Mesías, regresará como judío a Israel a gobernar con vara de hierro. Y Pablo fue judío y practicó el judaísmo. Mmmmm entonces?
      ¡Digo! No soy un docto en el tema pero he leido un poco. Por favor ¡ayudame porque no entiendo!
      Saludos!

  7. Juan Manuel Rodriguez Rivera

    La frase “no hay judío ni griego” significa: NO hay judío, NO hay griego. Entonces ¿¿Qué hay?? Respuesta: CRISTO.
    Vida Cristocéntrica, dejando la vanidad de la religión. Ni ser Judío ( con todo lo que implique) salva, ni ser gentil o griego ( con todo lo que implique) salva. SOLAMENTE CRISTO salva de las garras del infierno. Por cortesía de la Sangre de Cristo el velo del lugar santísimo se rompió y ahora tenemos libre acceso al Padre Celestial, Jehová de los Ejércitos.
    Si yo estudio lo que las escrituras dicen que tengo vida eterna, porque las escrituras son la revelación de CRISTO.
    Al estudiar CREO y HAGO buenas obras…o sea doy testimonio de CRISTO. No necesito la vanidad de una religión sea cual sea, si MI VIDA gira en torno de CRISTO. Salomón lo dijo en Eclesiastés…. Vanidad de vanidades Todo es Vanidad….y la religión lleva la punta.
    QUE MI DIOS Y REY JESUCRISTO LES DE PAZ Y ENTENDIMIENTO!
    Juan Manuel Rodriguez Rivera: Teólogo Apologista.
    Posdata: Esto me recuerda cada vez que tengo un encuentro con los también equivocados Testigos de Jehová.
    Posposdata: “CRISTO JUDIO” esto es una contradicción; porque los judíos traicionaron a Jehová Dios Padre (según el antiguo testamento), en cambio CRISTO NUNCA, fue varón de dolores, firme y honesto…. Por favor respeten!!!!!

    1. Alberto

      Estimado Juan Manuel, creeme que lo digo con todo respeto, y te preguntaría: ¿A qué escrituras te refieres? ¿Que quieres decir con las escrituras son revelación de Cristo? ¿Cuales son esas buenas obras que mencionas y dices que “CREO y HAGO”? ¿Cuál es el testimonio de Cristo que tú das? ¿Qué quieres decir que tu vida gira en torno de Cristo? ¿Qué te hace pensar que los judíos traicionaron a Jehová Dios Padre, según el antiguo testamento?
      Yo no soy judío pero nunca he entendido: el lenguaje “súper espiritual ” que se maneja en algunos circulos religiosos; la famosa “revelación” de la que tanto se habla; ¿qué son la buenas obras? ¿Cómo es que Cristo salva de las garras del infierno? ¿Por qué hay esa jactancia entre grupos? llámese judío o no. Todos decimos y creemos que tenemos la verdad pero somos intolerantes.
      Yo no soy cristiano, católico, testigo de Jehová, o judío pero estoy harto de tantos que se creen sabios en su propia opinión. Yo creo que este hombre no está faltando el respeto a nadie simplemente esta en su derecho de exponer lo que el quiera ya que esta en su espacio.
      Saludos.

  8. Areli

    me encanto, nosotros estamos comprometidos con el único Dios, del universo, que es el Dios de Israel, por medio de JesúsCristo, quien viene a ser descendiente de David, y David descendiente de Bozz y de Ruth Moabita, y observamos la tora, porque JesúsCristo no vino a cambiar la ley y los profetas, sino a cumplirla. Amen de Amen.

  9. Erick

    Wow, yo pensaba en serio tomar unas clases con ustedes para entender mejor la Biblia, pero en este escrito veo que están más perdidos que yo! Jesús permite el matrimonio homosexual? No leen los evangelios? San Pablo se refería al matrimonio en esta cita? Creo que es tendenciosa su publicación, sin duda son los judios la primicia para la bendición de todas las naciones y eso sí los hace especiales. Lo malo es que son como el hijo mayor de la parábola del hijo pródigo que reflexionamos en la liturgia de este tiempo. Dios los bendice, Shalom.

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Eric

      Creo que te has ido más allá de lo que está escrito. Quizás en el contexto en el que vives “no hacer discriminación por el género” incluye a los homosexuales pero no es nuestro caso, dado que es apenas obvio que la homosexualidad no es un género, así que asumiste la expresión de manera inadecuada. Pienso que debes darte la oportunidad de ver las cosas desde otra lógica más allá de la que te ha rodeado.

    2. Alberto

      Estimado Erick, creo que no pusiste atención a la lectura ya que en ningún momento se habla específicamente de la permisión o no de los matrimonios del mismo sexo. Precisamente tú estás confirmando el sentido de la lectura ya que no estás de acuerdo que al decir: “no hay hombre ni mujer en Cristo Jesús”, tenga que ver con los matrimonios del mismo sexo, ¡no, para nada! sigue habiendo diferencia entre hombre y mujer. Pues de esa misma manera permanecen las diferencias entre judíos y griegos o gentiles (según el contexto de la Escritura), pero en Cristo ya no hay diferencias discriminatorias que tengan que ver con raza, cultura o género. A eso se refiere, no a matrimonios del mismo sexo.
      Amigo te animo a que leas con calma y detenidamente las cosas que sean de tu interés y luego tengas cuidado al emitir alguna opinión muy personal.
      Saludos.

  10. abraham perez garcia

    lo importante de esta cita es que D_os no es Señor de un solo pueblo sino todos aquellos que creen en el son sus hijos mas alla de religiones e iglesias