La Autoridad Del Hijo Del Hombre

14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; 15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. 16 Tenía en su diestra siete estrellas…

Tal como Juan continúa describiendo su visión, se nos recuerda una descripción similar de un encuentro con alguien semejante a un ángel celestial y que leemos en otro (parcialmente) trabajo apocalíptico judío- el Libro de Daniel. Allí leemos en Daniel 10:4-6:

“Y el día veinticuatro del mes primero estaba yo en la orilla del gran rio Hidekel. Y alcé mis ojos y miré, y he aquí un varón vestido de lino, y ceñidos sus lomos de oro de Ufaz. Su cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud”.

Ambos encuentros testifican, aunque algo diferente, que ambos hombres (en Daniel y en Apocalipsis) vestían ropajes de lino blanco con cinto dorado, ambos tenían los ojos como antorchas encendidas, los pies como bronce bruñido, la cara brillaba como el sol y la voz como el sonido de muchas aguas. Esto, desde luego es una similitud remarcable.

Sin embargo, hay otra remarcable similitud, hay también alguna que otra diferencia impresionante. El Hijo del Hombre en Apocalipsis se ve como teniendo el cabello tan blanco como la lana y como la nieve (vs.14) y dentro de la descripción, hay dos descripciones visuales importantes- él sostiene en su mano siete estrellas y de su boca brotan dos espadas de dos filos.

La visión del cabello evoca otro texto curiosamente localizado en el Libro de Daniel. El Dios Todopoderoso de Israel es descrito como el Anciano de Días, quien no solo viste ropajes blancos, sino que su cabeza tiene cabellera blanca. Leemos este magnífico encuentro en Daniel 7:9-10:

“Y estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de Días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó y los libros fueron abiertos”.

Por lo que un interesante rasgo que aparece en el libro del Apocalipsis puede ser comparado al del ser angélico celestial (Hijo del Hombre) es un importante detalle (vestiduras y cabellos blancos) mezclado con el Anciano de Días. No podemos hablar de una combinación de caracteres, pero expresan un parecido evidente.

El libro de Enoch, contiene un lenguaje muy similar al de Apocalipsis. En Enoch, a Dios se le llama Origen de Días (en lugar del Anciano de Días en Daniel) y también el Señor de los Espíritus. En este pasaje a Dios se le describe como teniendo los cabellos blancos como la lana. En Enoch 46:1-3 leemos:

“Y vi a Uno que tenía el Origen de Días, y su cabeza era blanca como la lana, y con él había otro ser cuya apariencia era de hombre. Y su cara estaba llena de misericordia, como la de los santos ángeles. Y pregunté al ángel que me acompañó y me enseñaba las cosas ocultas concernientes al Hijo del Hombre, quien era y de donde era (y) ¿por qué fue con él el Origen de Días?  Y respondió diciéndome: Este es el Hijo del Hombre el cual tiene la justicia, en quien habita la justicia y quien desvela todos los tesoros que están ocultos, porque el Señor de los Espíritus le ha elegido, y en quien recayó la preeminencia de estar delante del Señor de los Espíritus con rectitud por siempre”.

Como en muchos pasajes apocalípticos, la figura del Hijo del Hombre está en la presencia del Señor de los Espíritus. En este pasaje (que Juan probablemente conoce) él no es quien tiene la cabellera blanca. Quizás esta es la manera que Juan intencionadamente tiene de mezclar al Padre y al Hijo.

El ser angélico celestial del Libro del Apocalipsis también es visto sosteniendo siete estrellas en su mano derecha. Mientras que es importante intentar e identificar lo máximo posible este simbolismo detrás de las siete estrellas, es más importante ver que el hecho de sostenerlas en su mano derecha nos habla de su gran autoridad y poder. Cuando lleguemos al versículo 20 ya discutiremos con más detalle las opciones interpretativas para la frase “las estrellas son los ángeles de las siete asambleas”, pero por ahora el punto importante es que esas siete estrellas, no importa lo que representen, están bajo el completo e incuestionable control del ser celestial que habla con Juan.

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

¿quiÉn Fue Melquisedec? (3)

By Julia Blum

¿quiÉn Fue Melquisedec? (2)

By Julia Blum

Join the conversation (20 comments)

Deja un comentario

  1. aurora nuñez

    Gracias Dr Eli me apaciona leer sus articulos son tan claros los tema que trata que sin lugar a dudas se notan sus años de estudio y su dedicacion. Ds lo bendiga.

  2. carmen

    Bendiciones, tengo la inquietud sobre el libro de Enoch, o si hay referencia sobre este tema
    gracias
    bendiciones

  3. Tita Baez

    Es fascinante el estudio de la Biblia y tener un maestro que nos guíe. Muchas gracias por esta oportunidad.

  4. María Elena Rodriguez

    Felicidades muy ilustrativos todos los comentarios, algunos Teólogos afirman que las 7 estrellas significan los 7 sacramentos instituidos por Jesucristo , Dr. Eli usted que opina?
    Saludos y bendiciones

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Un principio fundamental de exégesis en Israel es que la Toráh se explica sola a sí mismo.

      1. Respuestas

        Tiene mucha razón.La biblia se me dio a conocer por medio de un programa radial de estudio biblico,recibí el mandato de invocar al Espiiritu de Dios para entenderla y así comencé un viaje sobrenatural no de este mundo,mis ojos espirituales se empezaron a brir y me quedaban muchas preguntas y siempre decia así”ya me enseñaras Dios a su tiempo”; durante ese año que no asistía aun a ninguna congregacion segui estudiando bajo la guianza absoluta del Espiiritu Santo, y es así que la misma biblia me daba las respuestas en forma secuencial y en tiempos diferentes.Mas tarde ya en la comngregacion y en el Seminario , me quedé impactada al descubrir que connotados y conocidos estudiosos de la biblia habian recibido las mismas enseñanzas; como consecuencia se me dio el discernimiento espiiritual de su palabra.

  5. GUSTAVO ALVAREZ CARDONA

    estudio muy interesante…..Gracias

  6. Daniel Delgado Leon

    Yo creo,en las tres versiones es dios descrito y su poder es infinito.

  7. elias ruiz

    excelente aveces creemos que con solo leer podemos explicar,pero,no es asi. la escritura se escudriña y luego se expresa esperando la sabiduria de DIOS para llegar al corazon de aquel que no le conoce .. felicidades sigan adelante

  8. cristian rosembert solis guerrero

    quisiera recibir estos estudios se ven interesantes

  9. Daniel Delgado Leon

    Dios se manifiesta en Jesucristo hecho hombre para enseñarnos sus preceptos y mandamientos y que como hijos de el si podemos hacer su voluntad.

  10. Enrique R.Treviño B.

    Estimados amigos.-
    Cada vez se confirma más la la idea judeo-cristiana,que es la tradición a que pertenecemos.Tanto en la Biblia como en los Evanglios,se reúnen las dos grandes tradiciones,y Cristo,es el señor por ser Universal y judío.Saludos,y gracias por esas citas bíblicas.Enrique R.

  11. Jorge Arguello

    ¡¡Maravillosa Exposición, sobre Apocalipsis. Gracias Dr.Eli.

  12. leidy sugey

    hola buen día

    al leer el texto entiendo que daniel tuvo una visión con el omnipotente y que juan en el apocalipsis tiene una vision con el hijo del hombre y tiene las mismas características del anciano de días, por favor corrijan-me si me equivoco pero esto quiere decir que el Dios de Daniel y el hijo del hombre son el mismo….? son el mismo Dios ?

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Leidy

      En efecto, Yehoshúa’ Hamashíaj, Jesús el Mesías, es la expresión corpórea de Dios, por lo tanto es Dios mismo.
      Eric.

    2. cristian rosembert solis guerrero

      shalom leydi no es que sea el mismo el mesias es el hijo del hombre mientras que elohym figura como el anciano de idas, par mayor explicasion puedes escribirme al correo

      1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

        BS”D

        Shalom Cristian!

        Es respetable que pienses diferente, pero aquí es claro que Mashíaj es la expresión corpórea de Hashem; por eso se le conoce como ‘Adam Qadmón (el ‘Adam que es antes de todas las cosas), al cual Rabán Sha’ul llamó “el postrer ‘Adam”.

  13. Carlos Villeda

    Gracias por estos comentarios sobre la Palabra de Dios en lo personal los concidero muy edificantes, realmente me emociono cada vez que el mensaje del Senor me es revelado, por favor no deje de seguir enviando sus comentarios

  14. Federico Huitron Baltazar

    haquì esta mi comentario:por Ejemplo esto sucede asì;Daniel puede saber lo que Miguel no sabe, y tambien Miguel puede saber lo que Daniel no sabe y por ese hecho no puede decirse que alguno de los dos sea inferior que el otro.hasta donde yo conosco a Dios se que su gloria no tiene limites ni su poder tiene limites todo lo ordena todo lo puede su voz se escucha en cada uno de nosotros cuando estamos obrando rectaqmente y en amor,Dios tiene mando sobre todas las cosas y todo lo que no quiere estar bajo su mando esta en camino hacia la muerte y perdiciòn,resulta muy alagador para mi que Jesucristo tome mi voz y mi cuerpo para hablar cosas muy grandes con respecto a dios en el sueño (dormido).

  15. Luis Pinduisaca

    Muy agradecido por la informacion enviada, lo que si me creo la duda de donde es El libro de Enoch. Gracias