¿por Qué Las Palabras Amar Y Agradar Son Las Mismas En Hebreo?

Loving and Liking People

Cuando la gente le preguntó a Jesús acerca del mayor de todos los mandamientos, él respondió sin vacilar. Jesús al igual que el rabino Hillel (quien vivió antes que Jesús) afirmó que los dos mandamientos más importantes, tenían que ver con el amor – Uno debía ser dirigido al Único DIOS Verdadero y el otro, a la gente imperfecta de DIOS.

Como ustedes saben, hay todo tipo de personas con las que nos encontramos todos los días, algunos nos agradan mucho, a otros los podemos tolerar, mientras que a otros no los podemos soportar en absoluto.

Justo ahora usted podría estarse preguntando, por qué estamos discutiendo acerca de lo difícil que es “que nos agraden” las personas y, no de lo que realmente fue encomendado “amar” a las personas. Por favor, permítanme explicar.

En muchos idiomas (si no es que en la mayoría) hay una clara distinción entre “agradar” y “amar”. A menudo se dice que DIOS no nos mandó que la gente nos agrade, sino que los amemos.

El problema es que no existe tal distinción en hebreo.

En hebreo, es una y la misma palabra que se usa para el verbo “gustar” y “amar” – leAhov (לאהוב). Amar significa agradar o gustar y, agradar o gustar significa amar. No hay diferencia.

Estudios recientes en el comportamiento humano apoyan esta noción hebrea. La investigación muestra que desarrollamos actitudes / sentimientos / afecciones positivas hacia las personas que no nos agradaban antes, sino hasta después de que nos empezamos a comportar con amor hacia ellos.

Lo que demuestra la investigación de esta Universidad, es lo mismo que ya deberíamos haber sabido desde la perspectiva Bíblica Hebrea.

Para explorar mi nuevo curso del Trasfondo Judío del Nuevo Testamento, da clic AQUÍ AHORA

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

¿quiÉn Fue Melquisedec? (3)

By Julia Blum

¿quiÉn Fue Melquisedec? (2)

By Julia Blum

Join the conversation (One comment)

Deja un comentario

  1. natalioisai2014

    interesante, eso quier decir que primero Dios nos amó y como consecuencia le agradamos. Excelente. Entonces no solo es lo mismo así como lo describe parecería un proceso o una iniciación a un estado delante de Dios.