La Historia Del Diluvio Que Tal Vez No Conoces (iii)

ALGO MÁS SOBRE LA SOMBRA

Tuvimos un debate muy ameno y activo después de mi último post, y estoy agradecida con cada uno que contribuyó y tomó tiempo para escribir sus comentarios. Antes de proseguir, me gustaría resumir este debate y resaltar los puntos más importantes que han destacado.

Una vez más, me gustaría regresar a mi técnica favorita, PARDES, para poder examinar el significado del versículo del libro de Números:

Por tanto, no seáis rebeldes contra JEHOVÁ, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo (origen. sombra) se ha apartado de ellos, y con nosotros está JEHOVÁ; no los temáis.[1]

PESHAT: De acuerdo con la tradición judía, el Peshat es la clave para entender las Escrituras: Si rechazamos el Peshat “el texto pierde su significado histórico y su sentido y viene a ser como una taza vacía que ha de llenarse con lo que cualquier maestro/interprete quiera”.[2] También es cierto que sin el Peshat, un pasaje puede ser figurativo, sin embargo hay ciertas normas que determinan si un versículo debería ser interpretado literal o figurativamente. Por ejemplo, cuando la expresión no puede ser entendida literalmente –i.e. cuando un objeto inanimado describe un objeto animado o viceversa, vida y acción son atribuidas a un objeto inanimado– entonces la afirmación obviamente es figurativa (por ejemplo, en nuestro versículo, la expresión “porque nosotros los comeremos como pan” debe ser entendida figurativamente). Lo contrario, también es cierto: cuando un versículo puede ser entendido literalmente, debe ser entendido tal cual, y nuestro versículo puede, definitivamente ser entendido literalmente. Tan extraño, incómodo e inconveniente como pueda sonar, llano, el significado simple de estas palabras se refiere a la sombra de los Nefilim: “su sombra se fue”. Tal como el Dr. Michael Heiser escribe, “si es extraño, es importante”.[3]

REMEZ (“pista”), recordemos “es el significado al cual el texto se refiere, aunque obviamente no está indicado”.[4] Muchas traducciones interpretan aquí la palabra “sombra” como “protección” o “defensa” asignándole así el significado implícito de protección. Sin embargo, también podemos leer este texto de otra forma en el nivel Remez –no como “protección”–, sino como  una “imagen” (tzelem) de Dios (gracias a Roberto Tobin y Dorothy Healy por resaltar esto). Ya que las palabras hebreas צלם   tzelem (imagen) y צל tzel (sombra) están conectadas, podría referirse a la idea de que, a diferencia de los hombres, los Nefilim no tenían la imagen (sombra) de Dios con ellos: la imagen (sombra) de Dios se fue. Curiosamente, esta lectura está apoyada también por el hecho de que en estas palabras: סָ֣ר צִלָּ֧ם מֵעֲלֵיהֶ֛ם, la palabra צלם ,  “la sombra de ellos” (tzel con el sufijo plural) –está escrita exactamente igual como la palabra “imagen” en Génesis 1:26-27–.

Yo también creo, que hay una conexión real entre estos dos niveles: entre el pensamiento profundo implícito de que la imagen de Dios abandonó a los Nefilim, y la creencia tradicional que mantienen muchas culturas de que las criaturas que no tienen sombra no son humanas.

El método DERASH, déjenme recordarlo, “examina no solo el texto principal que está siendo estudiado o mostrado, sino también algún otro texto sagrado que esté asociado con el texto principal”.[5] Efectivamente, llegamos a nuestro texto actual en Números, porque usamos el DERASH cuando estudiamos los versículos de Génesis 6. Si comparamos estos dos escritos (Génesis 6 y Números 13-14) descubrimos que realmente, se apoyan el uno al otro –los versículos de Números validan la herencia no humana–. Yo admiro completamente la fe de Josué y Caleb, pero también puedo entender a mi pueblo en el desierto –no solo eran los pobladores de un País de gigantes–, sino que si ellos no daban sombra, se habría necesitado un gran coraje y una fe muy fuerte para pelear con ese pueblo.

 
¿HOMBRES DE RENOMBRE?

El próximo paso en nuestra investigación estará relacionado con la palabra “ish” (איש) “hombre”. Génesis 6:4 nos dice que los Nefilim eran “hombres conocidos” u “hombres de renombre”. La palabra hebrea “anashim” aquí es una forma plural de la palabra “ish”. El significado de la palabra es: “hombre”, “persona”, “esposo”. Por lo tanto, una objeción puede ser formulada, basada en el significado de esta palabra: si eran llamados  “anashim” –hombres– ¿no significa que eran hombres normales?

Una vez más, usaremos aquí el Derash. Desde luego, tenemos muchos sitios en la Torá donde la palabra “ish” se aplica a un hombre normal –empezando por Génesis 2:23 donde esta palabra aparece por primera vez–. Aún y así, sorprendentemente, también encontramos esta misma palabra en algunos casos especiales refiriéndose a ángeles o a alguna especie de seres divinos. Veamos algunos ejemplos:

Génesis 18:22 – los hombres (anashim) …fueron a Sodoma.

Génesis 32:24 – un hombre (ish) luchó con Jacob.

Génesis 37:15 – un hombre (ish) encontró a José vagando por el campo.

Sabemos que en todos estos casos, las personas a las que se refieren con el nombre de anashim/ish no eran justamente hombres –eran seres divinos–. Por lo tanto, podemos concluir que en nuestro caso la palabra anashim tampoco los define necesariamente como seres humanos.

LOS SERES CAÍDOS

A estas alturas, sabemos que los Nefilim eran gigantes y no eran humanos. Pero estos gigantes también eran malvados. ¿Cómo lo sabemos? Usemos el hebreo una vez más. La palabra Nefilim deriva de la palabra נפל, caída; un sufijo ‘im’ simplemente indica pluralidad, de aquí que ellos eran “los caídos”. Habiendo sido engendrados de ángeles corruptos, caídos, satánicos, los Nefilim fueron llenando la Tierra con violencia y maldad, y también reproduciéndose ‘según su especie’.

 
Me gustan los libros de C.S. Lewis. Por el momento, el único libro que he leído, aparte de la Biblia, fue “Las Crónicas de Narnia”. Encuentro absolutamente increíble como Lewis era capaz de revelar la profunda verdad espiritual de estas historietas para niños. Sin embargo, había una cosa que no pude entender en ese punto: ¿por qué él utiliza todos estos elementos “mitológicos” en sus historias –por ejemplo–, ¿por qué hace a la Bruja Blanca tan alta y explica su origen no humano? Entonces no lo entendí, pero puedo verlo ahora, que incluso en ese pequeño detalle, Lewis estaba reflejando verdades espirituales.

 

La próxima vez, vamos a tratar sobre la Historia del Diluvio: por qué Dios tuvo que llegar a tomar medidas extremas como un diluvio global para solventar el problema. Sin embargo, hay algo que quiero decir antes de adentrarnos más en la historia. Les he mostrado el uso del Peshat, Remez y Derash, y todos estos métodos son maravillosos y de gran ayuda, pero solo cuando nos dirijamos al Sod –Secreto/Misterio– es cuando realmente tendremos todas las respuestas y seremos capaces de comprender plenamente esta historia. Conozco esto por experiencia propia: He tenido que escribir mi último libro (Abraham had two sons) según las técnicas Pardes –y fue solo cuando llegué al último capítulo–, al Sod, que Él reveló Su mensaje final para mí. Aquellos que han leído este libro sabrán que el Sod es la porción más corta del libro, pero que es ahí donde las respuestas finales son dadas (si todavía no has leído el libro, haz un clic aquí para conseguirlo: http://readjuliablum.com). Lo mismo es cierto en nuestra historia, por lo tanto, confiemos en Él, que nos revelará Sus secretos a su debido tiempo.

 

 

[1] Números 14:9

[2] Hidden Treasures, Joseph Shulam, Netivyah Bible Instruction Ministry, 2008, p. 24

[3] The Unseen Realm, Michael Heiser, Lexham Press, 2015

[4] Hidden Treasures, Joseph Shulam, Netivyah Bible Instruction Ministry, 2008, p. 24

[5] Ibid., p.22

 

 

 

About the author

Julia BlumJulia is a teacher and an author of several books on biblical topics. She teaches two biblical courses at the Israel Institute of Biblical Studies, “Discovering the Hebrew Bible” and “Jewish Background of the New Testament”, and writes Hebrew insights for these courses.

You might also be interested in:

Lech Lecha – Dios Llama A...

By Julia Blum

NoÉ – Una FantÁstica PorciÓn...

By Julia Blum

Join the conversation (9 comments)

Deja un comentario

  1. Gilma Ruiz

    Nunca he hecho comentarios, pero quiero que sepa que me han edificado mucho sus enseñanzas. Siempre las leo y las comparo con la Biblia. Que Dios le siga dando sabiduria para enseñarnos.

  2. Carlos Feliz

    Es cierto que los demonios son los espíritus de estos gigantes ?

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Carlos!

      Ese postulado o tesis o creencia no se puede comprobar con la Toráh o la biblia.

  3. Carlos Alberto Cueto Salinas

    Gracias profesora por la explicación y el mostrar como aplicar la metodología, coincido con usted, claro que en mi conocimiento, a un nivel intuitivo, que estos seres ya no tenían la imagen de Dios en ellos, estaban alejados del plan del Padre Eterno, mi pregunta, no se si es ingenua, pero me intriga, ¿estos seres de oscuridad siguen en la tierra y como actúan sobre las personas y la vida en general? Y me gusto y concuerdo con su referencia al escritor C.S. Lewis, por lo que recuerdo el era un hombre muy estudioso y aparte de ser muy creyente en las enseñanzas de Jesucristo, también conocía ,por su erudición, los antiguos mitos y en sus libros estos seres que se rebelan o tergiversan el mensaje del Padre Eterno, son seres de maldad.
    Carlos Cueto.

  4. Rodolfo Francisco Morales Morales

    Es correcta la traducción de YHVH como JEOHVA?. que yo sepa, es más adecuado decir YAHVEH.

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Rodolfo.
      Ni Jehová ni Yahvéh son formas aceptadas para pronunciar las consonantes YHWH (YHVH).

  5. Nelson Israel Ortiz Moreno

    ¿cuando estará disponible tu libro en español?

  6. Adolfo Deras-Quiñones

    Los Nephilim se representan en el zodíaco como Sagitario. La imagen del flechador indica que querían echar abajo el plan de Dios contaminando su descendencia para que no hubiera lugar por donde pudiera cumplirse Su promesa.
    Me gustaría su comentario al respecto.
    Shalom

    1. Eric de Jesús Rodríguez Mendoza

      BS”D

      Shalom Adolfo,

      No tengo nada que comentar al respecto porque jamás había escuchado esta hipótesis o postulado, dado que el Zodíaco está prohibido por Hashem en la Toráh.