La Mujer Sorprendida En Adulterio: ¿tradición Oral O Historia Inventada? (juan 7:53-8:54)

john_slider“Cada cual se fue a su casa 1- y Jesús fue al monte de los olivos. 2- Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a Él; y sentado les enseñaba. 3- Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio 4-le dijeron: Maestro, esta mujer fue sorprendida en el mismo acto de adulterio. 5-Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿Qué dices? 6- Más esto lo decían tentándole, para pode acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. 7-Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. 8- E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. 9-Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían de uno en uno, comenzando por los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. 10-Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿Dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 11-Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete y no peques más”.

En otras partes de este comentario, hablamos sobre como el arte del criticismo textual puede ayudar a los creyentes cristianos para saber que pasajes de la Biblia son auténticos y cuáles no, cuales pertenecen a la Biblia y cuales constituyen adiciones editoriales o substracciones hechas por los escribas que manejaron la transcripción de las Sagradas Escrituras antes de que se inventase la imprenta. Ya que no tenemos un único manuscrito o rollo original de ninguno de los libros de la Biblia y ya que existen múltiples versiones (la mayoría con diferencias secundarias) de la mayor parte de los libros bíblicos, la analítica textual gracias a varios métodos para asignar fecha, pueden ayudar a determinar que versiones de testigos textuales disponibles, son más fiables que otros respecto al original bíblico.

En este pasaje estamos considerando, ya que llegamos a una de las más famosas y entrañables historias del Evangelio, que estamos muy necesitados de un análisis textual. Por consiguiente, ¿cual es el tema? Es bastante simple. Los más antiguos y fiables manuscritos de los Evangelios no incluyen esta hermosa historia que por otra parte es tan magníficamente consistente con el resto del Evangelio de Cristo.

Las traducciones modernas de la Biblia, rechazan esta historia, diciendo que no se encuentra en los antiguos manuscritos y aún y así la incluyen en la edición de sus textos. Lo que es incluso más intrigante para su debate es, que esta historia es compartida oralmente más a menudo que cualquier otra aún hoy en día. Esto implica que mientras los especialistas en la crítica textual han hecho un fuerte e incluso convincente (para mi punto de vista) argumento de que este texto no formaba parte del Evangelio original de Juan; la iglesia viva de Dios generalmente no ha aceptado las implicaciones de este argumento.

Antes de continuar, permítame sorprenderlos un poco. Yo creo que la historia es auténtica. En otras palabras, creo que realmente sucedió y por lo tanto debe ser dicha y repetida en la proclamación del Evangelio. Sin embargo, estoy de acuerdo con la mayoría de los estudiosos en que no pertenece a este Evangelio de Juan. Por favor, déjeme explicarlo.

Podría haber varias formas de explicar que la verdadera historia no se encuentra en el texto original del Evangelio.

En primer lugar, sabemos que no todo lo que Jesús enseñó y dijo está incluido en los Evangelios (Juan 21:25). Por eso es muy posible que Jesús dijera cosas que no fueron escritas. Como todos los libros de la Biblia, los Evangelios son sumamente selectivos. Tan solo dan la información suficiente para señalar lo que el autor de un Evangelio en particular está buscando conseguir. Los Evangelios no son máquinas fotográficas que simplemente graban lo que sucedió alrededor de Jesús. Son trabajos literarios que muestran los argumentos que los escritores del Evangelio escribieron sobre Jesús en las bases de lo que ellos y sus testigos recordaron que había sucedido. Por eso una presentación selectiva es inevitable.

En segundo lugar, la mayoría de cosas que Jesús enseñó y dijo no fueron escritas inmediatamente. Fueron circulando oralmente pasando de unos a otros (de boca a oreja). No hay razón para pensar que esta historia fuese inventada solo por que fuese incluida en la tradición textual del Evangelio con posterioridad. Podría haber sido transmitida oralmente hasta que el tema tomara relieve entre los copistas y hubo necesidad de incluirla en uno de los Evangelios (esta historia solo se encuentra en los manuscritos del siglo 4 y posteriores).

Tercero, para los críticos del texto igual que cualquier otra empresa científica, es un trabajo de progreso. Ciertamente puede ser mal interpretado. En otras palabras, tiene limitaciones y puede haber sucesos que los analíticos del texto no tomaron en consideración o cayeron en error. Por ejemplo, tengamos en mente que de tiempo en tiempo textos primitivos han sido descubiertos. Ciertamente, no podemos ser dogmáticos sobre estos temas (los descubrimientos de los Manuscritos del Mar Muerto han sido convincentes al respecto).

Personalmente, sin embargo, estoy persuadido al cien por cien de que nunca se encontrará un manuscrito original con esta historia. ¿Por qué? Para mí, existen al menos tres razones importantes.

1- Los primitivos escribas raramente acortaban los textos, normalmente los expandían, clarificaban o explicaban y como tal el texto era usado. Una de las percepciones del criticismo textual de hecho se llama “prioridad del manuscrito más conciso”. Esto quiere decir que los manuscritos más cortos son considerados como más tempranos que los extensos. Desde luego, hay otros factores envueltos, pero es un factor importante.

2- Por motivo de discusión, si leemos Juan 7:52 y damos un salto a Juan 8:12 vemos que el texto que leemos es muy parecido. De hecho, la historia que consideramos parece haber sido embarazosamente insertada en el fluir de Juan7-8. Podría haber muchas razones de por qué los escribas cristianos decidieron reemplazarla en el Evangelio de Juan. La mayoría de estas razones serían demasiado especulativas para ser consideradas por nosotros.

3- La historia hace uso de la pareja que siempre se menciona unida en el Evangelio de Juan – “Escribas y Fariseos”. Esta frase sobreabunda en otros Evangelios Canónicos pero nunca es usada en el Evangelio de Juan. En varias ocasiones Juan caracteriza a esta pareja como- “Hoy Ioudaioi y Fariseos”.

Como siempre, continuemos pensando juntos. Yo, por lo tanto, los invito a compartir las ideas, opiniones, y críticas sobre la sección de este comentario.

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

Algo MÁs Sobre Sukkot

By Julia Blum

“su Alegría Será Completa”

By Julia Blum

Join the conversation (4 comments)

Deja un comentario

  1. PABLO

    ME PARECE ACERTADO EL COMENTARIO Y QUE BUENO

  2. josé Navarro

    considero que el relato es verídico, y los comentarios del Dr. Eli son correctos. el mismo evangelio de Juan nos dice que no habrían libros en el mundo para escribir todo lo que Jesús hizo y dijo. considero que este relato paso por la tradición oral y años posteriores fue incluido en el texto sagrado por los copistas. también cabe destacar que este pasaje es consonó con la verdad del evangelio, la verdad de Jesús y la enseñanza general de todas las Escrituras.

  3. Moisés Ortega

    Como todo hombre occidental instruìdo en el cristianismo, escuchè este sermòn mil veces. Producto de mi bùsqueda personal, especialmente tratando de entender lo escrito por los discìpulos anclado en La Torah, en una oportunidad como argumento de Torah anulada me argumentaron de que Jesùs habìa dejado atràs todo lo relacionado con ella.

    Hace casi dos años y medio atràs, mientras me encontraba en un hospital por el infarto de mi papà y producto del tiempo que tenìa disponible esperando el poder visitarlo, comencè a leer el libro de Deuteronomio, cosa que nunca habìa hecho de manera integral e igual que todo el mundo cristiano sòlo habìa leìdo alguna porciòn de el.

    Cuando lleguè al capìtulo que hablaba de “los testigos”, automàticamente se me vino a la mente la historia que se està analizando….. y tuve dos posibilidades, o era falso o producto de la doctrina de los traductores, se perdiò la esencia de este relato.

    Yo hoy dìa creo, sin ningùn elemento de juicio de peso, sòlo por lo parecido a otras situaciones vividas por el Maestro, que este pudo haber sido cierto, aunque la mayorìa la considera introducida, pero lo que no puede ser posible es que El les haya dicho … “el que estè libre de pecado que lance la primera piedra”, ya que si El fue un Maestro de la Torah, entonces no pudo haber pedido tal requisito.

    Sì pudo haber dicho ….. ¿Dónde estàn los testigos? ….

    El que conocìa la Ley, sabía que a un testigo falso le correspondía exáctamente la pena que estaba solicitando…..

    Esa sí que sería para mi una pregunta que los hubiera hecho meditar. Seguramente estos testigos sabían que la segunda pregunta que El les hubiera hecho sería …. ¿Y dónde está el hombre que adulteró con ella?

    Lamentablemente como está expresada hoy día en nuestros escritos, desde la perspectiva de la Torah este relato no tiene ninguna sustancia de verdad.

  4. Antonio

    me cuesta mucho creer esto que usted a esplicado referente a este tema, si la cituacion es asi cuantos versiculos de la biblia no pertecen a ella? que me dice de Mateo 28:19-20? estan estos versiculos el original?