¿quién Lo Sanará? ¿un Dios Griego O Judío? (juan 5:2-5)

2 Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. 3 En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos. [1] 5 Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.

Cuando se llega a determinar el nivel de confiabilidad histórica del evangelio, la historia que terminará en la sanidad de un hombre paralítico es una de las unidades textuales más fascinantes en el Evangelio de Juan. Hasta que se descubrió el estanque con cinco pórticos abovedados cerca de la puerta de las Ovejas, muchos no consideraban el evangelio de Juan históricamente confiable. El evangelio se pensó para ser alegórico (cierta solo en el sentido similar a la literatura apocalíptica) o simplemente inexacto (escrito por alguien que no era de Judea y totalmente ajeno con la geografía de Jerusalén). Sin embargo, gracias a la incansable investigación de arqueólogos, ambos estanques mencionados en el evangelio de Juan fueron identificados- el estanque de Betesda en Juan 5: 2 (imagen cortesía de la Carta de Jerusalén) y el estanque de Siloé en Juan 9:7. El estanque mencionado en este capítulo resultó tener cinco pórticos (como se describe en el evangelio), pero no fue estructurado como un pentágono. Hubo cuatro pórticos separados en el medio por otro, de ese modo formando los cinco pórticos.

Es posible que estos estanques fueran instalaciones religiosas destinadas a la ceremonia de limpieza- mikvaot, asociadas con el Templo de Jerusalén; o simplemente depósitos de agua para consumo de la población en general (al menos en algunos períodos de su uso). Pero hay también otras opciones interpretativas.

Algunos arqueólogos que trabajaron con este descubrimiento por muchos años, encontraron y excavaron varias figuras de serpientes en este estanque; lo que indica que el área pudo haber albergado una sucursal en Jerusalén para el culto a Esculapio. Debemos ser cuidadosos para no asumir que podemos saber estas cosas con certeza (por ejemplo, ninguno de los artefactos conectados a Esculapio que fueron encontrados en ese lugar fueron datados en el primer siglo), algunas ideas interesantes todavía son dignas de considerar. Así que habiendo dado algún espacio para las denuncias, ¿quién fue Esculapio?

Esculapio fue el dios de la medicina y la sanidad en la Antigua Religión Griega. Las hijas del dios mitológico incluían las diosas Hygeia y Panacea. Podemos escuchar en sus nombres griegos nuestras palabras modernas para “higuiene” y “panacea” – conceptos claves asociados ahora con la medicina y la salud. De hecho las serpientes eran un atributo clave del culto a Esculapio de salud y sanidad (ver el área en círculo sobre la imagen de Esculapio). Hasta hoy uno de los símbolos claves de la medicina moderna es un madero con una serpiente alrededor.

Ahora deténgase y piense por un momento. Porque, si esto es cierto, puede cambiar nuestra percepción de toda la historia descrita aquí. Usted ve que es posible que los ciegos, cojos y paralíticos no estuvieran esperando por el Dios de Israel para sanarles; sino más bien por el acto misericordioso sanador de Esculapio. En este caso, el estanque de Betesda (casa de misericordia en hebreo) no tiene que ser del todo un lugar judío, sino más bien una instalación griega de afiliación Escupiliana. Esto por supuesto seria consistente con el pensamiento Helenizado de Jerusalén y Judea en el tiempo de Jesús. Ya sabemos que este es el caso de muchos estudios históricos y arqueológicos.

Es muy importante notar que en esta particular sanidad Jesús no ordena a quien sanó lavarse en el estanque (el estanque de Betesda), mientras que él si hace un mandato directo de ir y lavarse en el estanque de Siloé cuando ocurre la sanación del hombre ciego (Juan 9:6-7). Esto por lo tanto parece que mientras el estanque de Betesda era un lugar pagano, el estanque

Por lo tanto, ya que el autor del Evangelio sigue mostrando a Jesús como el encarnado divino Logos/ Memra del Dios de Israel, vemos la tensión real de la historia: ¿Quién tiene el poder de sanar, el Dios griego Esculapio, o el Dios judío, por medio de su hijo real Jesús? [2] de Siloé no lo era. Claro, Jerusalén era el centro para los Judíos religiosos en los días de Jesús, pero era también una sede para los ideales helenizados en Judea que estaba bajo control estricto romano con la Fortaleza La Antonia dominando el noroeste extremo de la Montaña del Templo.

Veremos más de esta interesante polémica tanto como continuemos nuestro fascinante estudio.

[1] Algunos manuscritos insertan, totalmente o en parte, “esperando por el movimiento del agua. 4 porque una ángel del Señor descendía en ciertas estaciones al estanque, y agitaba el agua: cualquiera que descendía primero después del movimiento del agua era sanado de cualquier enfermedad que tenía”.

[2] Esto es muy parecido para el tipo de antiguas cruzadas-polémico religiosas descritas en la sanidad de Naamán (2 Reyes 5). En la mente de los antiguos, los ríos eran concebidos como canales de bendiciones que venían directamente de los dioses de un país particular. ¿Serán los ríos de Israel mejores que los ríos de Siria? (2 Reyes 5.12) ¿Le ganará el Dios de Israel al Dios de Siria?

About the author

Dr. Eli Lizorkin-EyzenbergTo secure your spot in our new course “The Jewish Background of New Testament” - CLICK HERE NOW

You might also be interested in:

¿quiÉn Fue Melquisedec? (3)

By Julia Blum

¿quiÉn Fue Melquisedec? (2)

By Julia Blum

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario