Porción De La Torá En Tiempo Actual: Vayishlach

LO TORCIDO SERÁ ENDEREZADO

Han pasado 20 años desde que Jacob engañó a su hermano Esaú y tuvo que huir de su ira. Durante 20 años estuvo fuera de su Tierra. Ha llegado el momento de regresar a casa. Mientras Jacob se prepara para encontrarse con Esaú, él se encuentra con Dios. Un hombre misterioso (ish) pelea con él durante la noche y entonces el hombre que peleó con Jacob, le bendice, y al bendecirle, le cambia el nombre por el de Israel —Jacob se transforma en Israel—. Los nombres en el mundo judío antiguo llevan un importante peso. Un nombre habla del carácter de una persona, de sus acciones y su identidad. Para una persona, que se le cambie el nombre, significa un cambio de identidad. Entonces, ¿cuál es el significado de este nombre, Israel, y cuál es el significado de este cambio?

“El hombre” le dijo a Jacob: “No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido”. Por lo tanto, se cree ampliamente que la palabra “Israel” deriva de la palabra hebrea שרית  que en hebreo bíblico significa “luchar”, “ejercer influencia”, prevalecer”. Existe otra forma adicional de interpretar este nombre y esta forma nos ayudará a comprender la profundidad de la transformación en Peniel.

El nombre Israel se podría leer como Yashar- El(ישר-אל). La palabra hebrea Yashar (יָשָׁר) significa recto, honesto, honorable, leal; en el uso bíblico significa una persona recta, “temerosa de Dios”. La raíz עָקֹב, por otra parte, (la raíz para el nombre de Yacov) podría también significar “torcido”, como en este versículo: y lo torcido (הֶֽעָקֹב֙ ) se enderece”.[1] Entonces entendemos lo que significa este cambio: Jacob–Israel es aquel a quien Dios endereza, como opuesto a “estar torcido y desigual”.

LA LARGA NOCHE DE EXILIO

Después de este encuentro misterioso y único, leemos:Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; y cojeaba de su cadera”.[2] ¿Por qué la Torá encuentra necesario usar aquí la señal sobre la salida del sol?

Del texto sabemos que el encuentro en Peniel sucedió durante la última noche de Jacob en la Tierra —el famoso sueño de “la escalera de Jacob” de nuestra última porción de la Torá—. Dice: Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto...[3] ¿Ven la belleza de esta narrativa? La puesta del sol al principio del viaje de Jacob y la salida al final del mismo, parece abarcar todo su viaje.

El mensaje de la Torá es muy claro: el sol se puso cuando Jacob estaba dejando la Tierra —y la próxima vez que se menciona, el sol nace sobre él en Peniel, cuando estaba a punto de volver a entrar a la Tierra—. Su exilio total de 20 años está entre la puesta y la salida del sol —y por lo tanto, todo su viaje debe ser entendido como una larga noche de exilio—.

Debemos recordar que los primeros espectadores del libro de Génesis fueron la generación de Éxodo. Sin lugar a dudas, este mensaje de la “noche de exilio”, les había hablado fuerte y claro en sus corazones. Jacob pasó por una larga noche de exilio —pero ahora el sol nacía sobre él porque estaba regresando a la Tierra—: en su camino de regreso tuvo el encuentro en Peniel y tuvo que pasar por una profunda transformación para llegar a ser Israel, la persona que estaba destinada y escogida a ser. Lo mismo fue cierto sobre sus descendientes: como Jacob, ellos también pasaron por un largo exilio —y como Jacob—, estaban regresando a la Tierra; más aún, ellos también habían tenido un encuentro en el Monte Sinaí y habían pasado por una profunda transformación para llegar a ser Israel —el pueblo que estaba destinado y escogido a ser—. De la historia de Jacob, ellos sabían que la noche había terminado —y que el sol estaba naciendo sobre ellos—.

¿APACIGUANDO O EXPIANDO?

Entonces vemos a Jacob volviendo a la Tierra y preparándose para encontrarse con Esaú, cuya bendición había robado y quien años antes quiso matar a Jacob. Tal como leemos sobre los presentes que Jacob envía a Esaú, esperando apaciguarlo: Pasó, pues, el presente delante de él[4] encontramos el verbo: אֲכַפְּרָ֣ה—. La raíz de este verbo es kafar (כפר), cuya raíz es la misma usada en Yom Kippur. ¿Por qué lo encontramos aquí —en la historia de Jacob?—

La gran mayoría de los usos de esta raíz en la Torá tienen relación con “hacer expiación”, y es por eso que eventualmente se convierte en Yom Kippur, el Día de la Expiación. Precisamente, por esta causa, sus apariciones en el libro de Génesis, donde los sacrificios por expiación aún no están establecidos, presentan un particular interés: no hay ninguna palabra “expiación” en la historia de Jacob, entonces, ¿qué hace aquí esta raíz?

La raíz kafar (כפר) significa cubrir algo físicamente. En la historia de Jacob, preparando su encuentro con Esaú, las Escrituras utilizan esta palabra para asegurar que entendemos que no fue simplemente un regalo —fue un acto de “cubrir” su pecado, por eso, en este sentido, fue una expiación—. La reconciliación con Esaú no fue simplemente un asunto de familia, como probablemente les pareció a sus hermanos —fue un evento de significado global—.

Justo antes de este encuentro, Dios conoció a Jacob en el encuentro más importante de su vida —uno que definió su nombre y el nombre de todo su pueblo—. Esto significa que su reconciliación —Jacob humillándose y arrepintiéndose delante de su hermano— fue de vital importancia ante los ojos de Dios. Por eso es que el arrepentimiento, el perdón y la reconciliación son puntos cruciales de Yom Kippur —y por eso en hebreo encontramos la raíz kafar— (triste y completamente perdida en la traducción).

 

 

Las ideas que leen en estos pasajes, son típicas de lo que compartimos con nuestros estudiantes durante las clases de DHB (Discovering the Hebrew Bible: Descubriendo la Biblia Hebrea) o de WTP (Weekly Torah Portions: Porciones Semanales de la Torá). Si estos artículos abren las ansias por descubrir los tesoros ocultos de la Biblia hebrea, o por estudiar en profundidad la Parashat Shavua, junto con puntos de vista del Nuevo Testamento, den clic en el siguiente link para obtener más información (y también un descuento del maestro para los nuevos estudiantes) respecto a los cursos de eTeacher:[5]

https://lp.israelbiblicalstudies.com/lp_iibs_biblical_hebrew_autor_teacher-en.html?AffiliateWizID=3918&SubAffiliateID=&utm_campaign=Affiliate-3918&utm_medium=banner

Si les gustaron los artículos de este blog, quizá también les gusten mis libros, pueden obtenerlos en mi página:   https://blog.israelbiblicalstudies.com/julia-blum/  También me gustaría hacerles saber que estoy preparando el libro con todos los puntos de vista hebreos de la Torá, el libro estará publicado y disponible en enero del 2019.

Y finalmente, a todos mis apreciados lectores americanos: LES DESEO QUE JUNTO A SUS SERES QUERIDOS TENGAN UN MARAVILLOSO DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS. QUE SUS CORAZONES SEAN LLENOS DE GRATITUD Y SUS HOGARES LLENOS DE ALEGRÍA. ESTOY MUY AGRADECIDA POR CADA UNO DE USTEDES.

[1] Isaías 40:4

[2] Génesis 32:31

[3] Génesis 28:11

[4] Génesis 32:21

[5] En este punto, ofrecemos el curso WTP solo en inglés, mientras que  el curso BHD está tanto en español como en portugués.

About the author

Julia BlumJulia is a teacher and an author of several books on biblical topics. She teaches two biblical courses at the Israel Institute of Biblical Studies, “Discovering the Hebrew Bible” and “Jewish Background of the New Testament”, and writes Hebrew insights for these courses.

You might also be interested in:

Porción De La Torá En Tiempo...

By Julia Blum

Porción De La Torá En Tiempo...

By Julia Blum

Join the conversation (No comments yet)

Deja un comentario